Bancos de Brasil se preparan para nueva ola de pedidos de refinanciamiento de créditos

miércoles 27 de abril de 2016 08:29 GYT
 

Por Guillermo Parra-Bernal

SAO PAULO, 27 abr (Reuters) - Los prestamistas más grandes de Brasil se enfrentan a una avalancha de solicitudes de empresas para renegociar al menos 100.000 millones de reales (28.000 millones de dólares) en créditos problemáticos, lo que representa vientos en contra para una industria que sufre por la recesión y la elevada morosidad.

La siderúrgica Cia Siderúrgica Nacional SA y el conglomerado de ingeniería Grupo Odebrecht SA se encuentran entre las decenas de firmas que están pidiendo a los bancos por mejores condiciones de los préstamos pendientes de pago, en medio de la peor recesión que golpea a Brasil en más de un siglo, dijeron fuentes familiarizadas con los planes.

En momentos en que las declaraciones de quiebra se han disparado hasta un 150 por ciento este año y la economía está a punto de contraerse en torno a un 4 por ciento por segundo año consecutivo, los prestamistas buscan evitar impagos mediante la reducción de sus costos de endeudamiento y la extensión de los vencimientos para los deudores corporativos.

Los bancos renegociaron 130.000 millones de reales en créditos el año pasado, mostraron datos del banco central. Mientras los bancos cotizados de Brasil reportan sus resultados del primer trimestre esta semana, los analistas están expresando preocupación por el impacto de las renegociaciones de créditos en sus ganancias futuras.

Según analistas de Goldman Sachs Group Inc, el deterioro del mercado para los bancos brasileños podría arrastrar el promedio de la rentabilidad de recursos propios a un mínimo de 15 años en los próximos meses.

Las renegociaciones se han convertido en "el equivalente a postergar la situación a corto plazo", dijo Carlos Macedo, un analista con sede en Nueva York de Goldman Sachs, en una nota reciente a clientes.

El Banco Central de Brasil estimó en un reporte este mes que un salto de un 30 por ciento en los préstamos renegociados -y un aumento del 50 por ciento del crédito reestructurado- en el último año aumentarían la proporción de morosidad promedio del sistema bancario en un poco menos de un punto porcentual.

Si el mismo ritmo de las reestructuraciones continúa por un año más, las ganancias en los grandes bancos cotizados de Brasil podrían caer entre un 9 y un 17 por ciento, dijeron analistas de JP Morgan Securities encabezados por Domingos Falavina en una nota reciente.   Continuación...