Ex ministro brasileño y presidente BNDES presionaron a firmas por donaciones a campaña: reporte

domingo 8 de mayo de 2016 16:47 GYT
 

RÍO DE JANEIRO, 8 mayo (Reuters) - Un ex ministro de Hacienda brasileño y el actual presidente del banco estatal de desarrollo habrían presionado a grandes firmas de construcción para realizar donaciones a la campaña de la presidenta Dilma Rousseff, informó un diario el domingo.

El diario Folha de S.Paulo citó testimonios que supuestamente Marcelo Odebrecht, el encarcelado ex presidente ejecutivo del grupo de construcción Odebrecht, dio cuando intentaba conseguir un acuerdo para ser testigo del Estado.

Según Folha, Odebrecht dijo a fiscales que el ex ministro de Hacienda Guido Mantega y el presidente del BNDES Luciano Coutinho se encargaban de presionar a las compañías que obtenían préstamos del banco por obras en el extranjero para que contribuyeran a la campaña por la reelección de Rousseff en el 2014.

En un comunicado entregado a Folha, Coutinho negó haber tenido un rol en la campaña de Rousseff, mientras que el abogado de Mantega, Jose Batochio, dijo que su cliente tampoco estaba relacionado con donaciones para la reelección presidencial.

Ni Mantega ni el BNDES respondieron a pedidos de comentarios, y la oficina de Rousseff no devolvió llamados telefónicos. Los abogados de Odebrecht tampoco respondieron a llamados y correos electrónicos. Folha no dijo cómo obtuvo el testimonio o cuándo Odebrecht hizo las declaraciones.

Odebrecht, que dirigía la firma de ingeniería más grande de América Latina, fue sentenciado en marzo a más de 19 años de prisión bajo cargos de corrupción por su participación en un masivo esquema de sobornos que involucró a la estatal de crudo Petrobras. Si los fiscales lo aceptan como testigo, su sentencia podría reducirse a la mitad bajo la ley brasileña.

La investigación en torno a Petrobras, llamada "Operación Lavado de Auto", reveló un esquema de sobornos que involucró a decenas de importantes políticos y ejecutivos de alto nivel en compañías de construcción.

Rousseff no ha sido relacionada con los sobornos y un proceso de juicio político en su contra no está vinculado a esa investigación. El Senado debe votar esta semana si somete a un juicio a la presidenta para quitarla del cargo.

(Reporte de Brad Brooks, Editado en español por Patricia Avila)