Suspensión de Rousseff en Brasil complica panorama de Cuba

jueves 12 de mayo de 2016 19:55 GYT
 

Por Marc Frank y Anthony Boadle

LA HABANA/BRASILIA, 12 mayo (Reuters) - La suspensión de Dilma Rousseff como presidenta de Brasil es otra mala noticia para Cuba que, pese a la distensión con Washington, está sintiendo los efectos de la recesión económica y la inestabilidad política que enfrentan sus aliados en Sudamérica y África.

Amigos como Venezuela, Brasil y Angola usaron por años los ingresos de un auge de las materias primas para pagar por el servicio que prestan los médicos cubanos y maestros, convirtiéndose en la principal fuente de ingresos en divisas del Gobierno comunista.

La distensión entre Cuba y Estados Unidos ha ayudado al Gobierno del presidente Raúl Castro a llevar al turismo de la isla a niveles récord, pero los ingresos por la afluencia de visitantes extranjeros representaban sólo alrededor de un tercio de los 7.000 millones de dólares por las exportaciones de los servicios de salud y educación en 2014.

Durante los últimos 13 años, los gobiernos de izquierda brasileños otorgaron al menos 1.750 millones de dólares en créditos en condiciones favorables, generando críticas de los opositores que además protestaban por un programa que colocó a 11.400 médicos cubanos trabajando en Brasil.

Estos proyectos serán revisados después de que el Senado de Brasil votó el jueves para abrir un proceso de juicio político contra Rousseff, acusada por supuesta violación de leyes presupuestarias. Rousseff está suspendida de su cargo por hasta 180 días.

"Habrá una revisión a corto plazo de nuestra política hacia Cuba, porque el dinero se ha agotado y porque hay algunas serias interrogantes (...) con respecto a los préstamos. Todo quedará en espera", dijo un diplomático brasileño residente en La Habana.

Algunos de los créditos de Brasil incluyen un importante financiamiento a un proyecto de expansión en el puerto cubano de Mariel, con plazos de amortización de 25 años y tasas de entre 4,4 y 6,9 por ciento, según cifras brasileñas.

El apoyo de un bloque de gobiernos de izquierda en América Latina ayudó a Cuba a recuperarse tras el colapso de la Unión Soviética, que provocó una crisis económica en la década de 1990.   Continuación...