SONDEO-Crisis de maíz en Brasil haría caer exportaciones y favorecería a otros productores

miércoles 25 de mayo de 2016 17:11 GYT
 

Por Gustavo Bonato

SAO PAULO, 25 mayo (Reuters) - Brasil exportará este año menos maíz de lo esperado, lo que le dará a otros productores como Argentina una inusual oportunidad de aumentar sus ventas al exterior en momentos en que un exceso de oferta está pesando sobre los precios, mostró un sondeo de Reuters.

Las expectativas de exportaciones de maíz de Brasil en el año comercial que comenzó en febrero cayeron a 26,1 millones de toneladas desde las 28,9 millones de un sondeo de Reuters en noviembre, mostraron datos publicados el miércoles.

El resultado sería una profunda baja desde las 30,2 millones de toneladas exportadas en el año previo y frente a la estimación de abril del Ministerio de Agricultura de 30,4 millones de toneladas, un récord por segundo año seguido.

Pese a que las predicciones están por encima del promedio histórico, muestran que la baja de los precios y un aumento de la demanda del grano para la alimentación de animales ha hecho caer con fuerza el ritmo de crecimiento de las exportaciones.

Los datos oficiales preliminares indican que las exportaciones de mayo serían de unas 2.000 toneladas, las segundas más bajas de las que se tenga registro. Las compras del grano a Argentina han crecido en el último tiempo.

La caída de las exportaciones de Brasil le dará un respiro a otros países. El maíz de Estados Unidos es la primera elección para Japón, el mayor importador del grano, pero ahora Argentina y Ucrania podrían elevar su participación de mercado, dijeron operadores.

"Si Brasil tiene problemas de suministro en octubre, entonces Japón va a comenzar a mirar hacia Argentina y Ucrania", dijo Nobuyuki Chino, un operador en Tokio.

Las exportaciones de maíz alcanzaron un récord el año pasado, impulsadas por los altos niveles de la cosecha y un colapso del real frente al dólar, lo que generó un inesperado déficit local.

Ahora las preocupaciones apuntan a que una temporada muy seca en Mato Grosso, el principal estado productor del grano, y Goias, dañen la cosecha de invierno, lo que prolongaría la crisis. Eso generaría un alza de los precios a nivel local y obligaría a los consumidores finales a buscar proveedores en el exterior. (Editado en español por Javier Leira)