4 de octubre de 2016 / 16:06 / hace 10 meses

ACTUALIZA 1-Popularidad del Gobierno de Temer muestra poca mejora en Brasil: sondeo

3 MIN. DE LECTURA

(Amplía información, agrega cifras, contexto y firma de autores)

Por Anthony Boadle y Lisandra Paraguassu

BRASILIA, 4 oct (Reuters) - El presidente Michel Temer no ha logrado convencer a los brasileños de que su Gobierno es mejor que el de su antecesora, la destituida presidenta Dilma Rousseff, y su popularidad sigue siendo baja, según mostró un sondeo difundido el martes.

La encuestadora Ibope dijo que la cantidad de brasileños que considera que el Gobierno de Temer es "excelente" o "bueno" subió a 14 por ciento desde 13 por ciento en el sondeo previo de fines de junio, seis semanas después de que el entonces vicepresidente reemplazó a Rousseff al iniciarse el juicio político que finalmente destituyó a la ahora ex mandataria.

El número de personas que calificaron a la administración de Temer como "mala" u "horrible" se mantuvo estable en un 39 por ciento, según el sondeo encargado por la Confederación Nacional de la Industria (CNI).

En un revés personal para Temer, que intenta introducir reformas para reducir un oneroso déficit fiscal, la aprobación a su forma de gobernar cayó a 28 por ciento desde 31 por ciento y la desaprobación ha subido a un 55 por ciento desde un 53 por ciento.

Un 68 por ciento de los encuestados dijeron que no confían en Temer, 2 puntos porcentuales más que hace tres meses.

Ibope encuestó a 2.002 personas entre el 20 y el 25 de septiembre, con un margen de error de más/menos 2 puntos porcentuales.

Temer asumió su mandato en medio de la peor recesión por la que ha atravesado el país desde la década de 1930 y un enorme escándalo de corrupción, que contribuyó a la remoción definitiva de Rousseff por parte del Congreso a fines de agosto tras ser acusada de infringir leyes presupuestarias.

Importantes miembros del partido de Temer están bajo investigación por recibir sobornos en el escándalo de corrupción que involucra a la petrolera con presencia estatal Petróleo Brasileiro SA (Petrobras). Tres de sus ministros de gabinete renunciaron tras ser acusados de irregularidades.

El desempleo ha seguido subiendo y la inflación permanece alta mientras Temer trata de lograr que se aprueben impopulares recortes del gasto público para subsanar un enorme déficit heredado de Rousseff.

Temer, que fue el vicepresidente de Rousseff y ocupará la presidencia por el resto del mandato de su predecesora hasta 2018, ha dicho que no le importan sus bajos niveles de aprobación porque su misión es restaurar la confianza y sacar a la mayor economía de América Latina de una recesión de dos años.

También asegura que no se presentará a la elección presidencial de 2018. "Mi única preocupación es tratar de encarrilar a Brasil, sólo eso, y que mi sucesor tenga la autoridad de liderar a la nación", sostuvo Temer el lunes durante una visita a Paraguay. (Reporte de Lisandra Paraguassu y Anthony Boadle; Editado en español por Ana Laura Mitidieri/Patricio Abusleme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below