Bienes raíces de alta gama, el inusual ganador en la crisis económica de Venezuela

viernes 7 de octubre de 2016 07:00 GYT
 

Por Brian Ellsworth

CARACAS, 7 oct (Reuters) - La construcción de apartamentos de lujo y torres de oficinas parece una inversión extraña en una economía sumida en una profunda recesión, inflación de tres dígitos y escasez crónica de productos básicos... a menos que sea en Venezuela.

La combinación del aumento de los precios y el control de cambios que impide a las empresas comprar dólares ha hecho de los bienes raíces de alta gama una manera atractiva para que las compañías protejan el valor de sus ingresos en el, cada vez más devaluado, bolívar.

Las grúas de construcción inundan el horizonte del municipio Chacao de Caracas, donde se asienta la zona financiera de la capital y buena parte de sus embajadas, y contrastan fuertemente con las enormes filas fuera de las tiendas de alimentos, que se han convertido en un símbolo de la decadencia económica.

Las Mercedes, un barrio desarrollado en la década de 1950 como una exclusiva zona residencial que ahora está atiborrada de restaurantes y ruidosos bares, también está hasta el tope de equipos de construcción.

"Estos desarrollos inmobiliarios parten todos del mismo principio: 'vamos a absorber bolívares'", dijo Beatriz Yilo de CBRE Venezuela, afiliada a la firma de servicios de bienes raíces CBRE Group Inc, con sede en Los Ángeles.

"Cuándo tienes un sistema que penaliza operaciones cambiarias fuera del sistema, y no quieres cometer un ilícito, ¿qué más te queda?", se preguntó retóricamente.

El total de metros cuadrados de oficinas de lujo en Chacao y Las Mercedes está previsto que crezca un 50 por ciento para fines del próximo año, según cifras compiladas por CBRE, mientras que el costo en moneda local de alquilar o comprar estos espacios se ha multiplicado por 15 en los últimos dos años.

Eso casi equipara los rendimientos que habrían sido proporcionados por la compra de dólares en el mercado negro durante ese período, con la ventaja añadida de que los desarrolladores tendrán un activo tangible y valioso si la economía se recupera.   Continuación...