Colombia restablece bombeo de petróleo por oleoducto Caño Limón

miércoles 5 de abril de 2017 08:47 GYT
 

BOGOTÁ, 5 abr (Reuters) - El bombeo de petróleo por el oleoducto Caño Limón-Coveñas, el segundo más importante de Colombia, fue restablecido después de haber estado cerrado por 46 días como consecuencia de una escalada de ataques de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), informaron el miércoles fuentes militares.

La paralización del oleoducto de 780 kilómetros de longitud es una de las más prolongadas desde su apertura a mediados de la década de 1980. El flujo por la tubería se restableció a comienzos de esta semana, dijo un oficial del Ejército.

En lo que va del 2017 el oleoducto ha sido blanco de alrededor de 30 ataques, atribuidos por las autoridades militares al ELN, el segundo mayor grupo rebelde del país con unos 2.000 combatientes.

El restablecimiento le permitirá a la estadounidense Occidental reanudar las operaciones de producción de sus campos Caño Limón y Caricare, ubicados en el departamento de Arauca, que en promedio bombean 52.000 barriles diarios.

Los ataques del ELN contra la infraestructura petrolera son frecuentes en Colombia dentro del conflicto interno de más de medio siglo que ha dejado unos 220.000 muertos y millones de desplazados. En el 2016, el oleoducto fue blanco de 43 ataques que provocaron derrame de crudo y contaminación ambiental.

El Gobierno del presidente de Colombia Juan Manuel Santos y el ELN, considerado una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, iniciaron en febrero en Ecuador una negociación formal de paz que se cumple en medio de las hostilidades.

El ELN se opone a la presencia de empresas multinacionales en el sector minero y petrolero bajo el argumento de que se apoderan de los recursos naturales sin dejar beneficios a la población ni a la economía del país.

Desde que empezó a funcionar en 1986, el oleoducto Caño Limón-Coveñas ha estado fuera de operación más de 3.800 días, equivalentes a más de 10 años, como consecuencia de los ataques de la guerrilla que también han causado 167 muertes y el derrame de 1,5 millones de barriles, según estadísticas de Ecopetrol. (Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Silene Ramírez)