ANALISIS-Presidente de Bolivia sale fortalecido de la crisis

miércoles 17 de septiembre de 2008 16:36 GYT
 

Por Eduardo García

LA PAZ (Reuters) - El primer presidente indígena de Bolivia, el izquierdista Evo Morales, manejó con habilidad una violenta crisis política de la cual salió fortalecido para abrir conversaciones con los gobernadores opositores que se resisten sus reformas socialistas.

Al menos 17 personas murieron la semana pasada en una ola de violencia política durante la cual opositores a Morales irrumpieron en edificios del Gobierno, sabotearon vitales gasoductos de exportación y se enfrentaron con partidarios del presidente en cuatro regiones controladas por la derecha.

El mandatario decretó el estado de sitio en el remoto departamento amazónico de Pando y mandó detener al gobernador opositor de esa región, acusándolo de haber ordenado una masacre de campesinos el pasado jueves.

Los soldados movilizados por Morales para proteger instalaciones estatales y ejecutar el estado de excepción mostraron moderación y evitaron enfrentamientos.

Mientras, los presidentes de América del Sur dieron un fuerte respaldo a Morales en una cumbre de emergencia esta semana en Santiago, al tiempo que condenaron cualquier intento de golpe o rebeliones separatistas, lo que pareció dejar poco margen de movimiento a la oposición, que terminó perdiendo a uno de sus actores, el gobernador pandino, y aceptando el diálogo.

"En Sudamérica, hay un apoyo unánime y muy fuerte hacia el Gobierno. Otros países de la región, de izquierda, derecha o centro, no creen que la oposición tenga una demanda legítima," dijo Mark Weisbrot, director de la sede en Washington del Centro para la Investigación Económica y Política.

La imagen de Morales contrasta con la de sus detractores, los prefectos (gobernadores) opositores que aparecieron identificados con las protestas violentas y las matanzas.

Un editorial de El Deber, uno de los principales periódicos de oposición en el rico distrito oriental de Santa Cruz, dijo que Morales fue "innegablemente fortalecido" por los presidentes de Sudamérica que lo respaldaron, mientras que la oposición debe replantearse su estrategia de protesta.   Continuación...

 
<p>El presidente de Bolivia, Evo Morales, habla con la prensa en el palacio presidencial en La Paz, 16 sep 2008. El primer presidente ind&iacute;gena de Bolivia, el izquierdista Evo Morales, manej&oacute; con habilidad una violenta crisis pol&iacute;tica de la cual sali&oacute; fortalecido para abrir conversaciones con los gobernadores opositores que se resisten sus reformas socialistas. Al menos 17 personas murieron la semana pasada en una ola de violencia pol&iacute;tica durante la cual opositores a Morales irrumpieron en edificios del Gobierno, sabotearon vitales gasoductos de exportaci&oacute;n y se enfrentaron con partidarios del presidente en cuatro regiones controladas por la derecha. Photo by Gaston Brito/Reuters</p>