Iglesia boliviana dice busca diálogo pese a críticas de Morales

lunes 21 de abril de 2008 12:45 GYT
 

Por Carlos Alberto Quiroga

LA PAZ (Reuters) - La cúpula de la Iglesia Católica de Bolivia aseguró el lunes que continuará con sus esfuerzos por abrir un diálogo de concertación política entre el Gobierno y la oposición conservadora, pese a las duras críticas que le hiciera el presidente Evo Morales.

Pero una negociación sobre los encontrados proyectos de cambio constitucional, que impulsa Morales, y autonomías para los departamentos, como pretenden opositores, se realizaría sólo después del 4 de mayo, día para el cual está convocado un referendo autonómico en el distrito Santa Cruz.

"Pensamos que las condiciones del diálogo podrán darse después del 4 de mayo," dijo a radioemisoras el arzobispo de la ciudad central de Cochabamba, Tito Solari, al informar que seguía en pie la gestión de "facilitación de diálogo" emprendida por la Iglesia.

"El país está en un momento delicado (...), queremos decir a todos que tengan calma, que la Iglesia sigue disponible para acercar a las partes," agregó sobre el conflicto que amenaza con devenir en violencia y preocupa especialmente a vecinos como Argentina y Brasil, que importan vitales suministros de gas boliviano.

Solari habló al día siguiente de que el cardenal Julio Terrazas resta importancia a una iracunda queja de Morales contra la jerarquía católica.

Morales, primer presidente indígena boliviano, dijo el sábado que se sentía "engañado" y "traicionado" por la cúpula católica, en especial por una declaración de Terrazas que puso en duda la existencia de nuevas formas de esclavitud de indígenas guaraníes en la región sudoriental del Chaco.

El mandatario relievó el papel de la que llamó "Iglesia de base," que a través de una Conferencia Boliviana de Religiosos respaldó los esfuerzos gubernamentales para liberar a los guaraníes y darles tierras que quitaría a poderosos hacendados, que recientemente hicieron una huelga regional.

Terrazas dijo el domingo que simplemente daría "la otra mejilla" ante el ataque de Morales, de quien consideró probablemente estaba mal informado y anunció que la Iglesia seguiría sus gestiones de diálogo.   Continuación...