Brasil y EEUU hallan terreno común sobre Honduras: funcionario

lunes 14 de diciembre de 2009 11:45 GYT
 

BRASILIA (Reuters) - Estados Unidos y Brasil demandan una salida segura de Honduras para el derrocado presidente Manuel Zelaya y la renuncia del mandatario de facto para pavimentar el camino a una reconciliación nacional, dijo el lunes un funcionario brasileño de alto rango.

"Creemos, hay un acuerdo, que el presidente (de facto Roberto) Micheletti debe partir. Es el primer paso importante", dijo a periodistas Marco Aurelio García, asesor del presidente Luiz Inácio Lula da Silva para asuntos internacionales.

"Y sería fundamental también que se pueda conceder un salvoconducto u otro instrumento que permitiese al presidente Zelaya ir adelante", agregó García tras reunirse con el secretario de Estado adjunto de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela.

Zelaya, derrocado y expulsado de Honduras el 28 de junio acusado de querer promover un referendo para tratar de lograr otro mandato, retornó secretamente al país el 21 de septiembre y se refugió en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde está en calidad de huésped.

Brasil y Estados Unidos tuvieron diferencias sobre Honduras, pero el lunes ambas partes las minimizaron. A diferencia de Washington, Brasil no reconoce la legitimidad de las elecciones hondureñas del 29 de noviembre.

"Tenemos una pequeña diferencia de apreciación sobre los efectos de la elección", dijo el funcionario.

"Pero coincidimos en algo: la elección tanto para el Gobierno de Estados Unidos como para el Gobierno brasileño no es condición suficiente para la normalización democrática", agregó.

Brasil había advertido previamente que Washington podría quedar aislado en la región al reconocer una elección que la mayoría en América Latina consideró ilegítima porque se realizó sin la previa reinstalación de Zelaya.

"Realmente coincidimos en algunos de los aspectos fundamentales de nuestra relación y tenemos puntos de vista similares de muchos de los asuntos del hemisferio", dijo Valenzuela ante una pregunta acerca de las diferencias entre Brasil y Estados Unidos respecto de Honduras.

Los intentos de Zelaya por abandonar su país luego de las elecciones de noviembre han fracasado.

La semana pasada trató de dejar la embajada de Brasil y viajar a México, pero la acción fracasó por desacuerdos con Micheletti sobre los términos de su salida.

Zelaya pretendía ir a México como "invitado", pero el mandatario de facto sostuvo que sólo se le permitiría salir de Honduras como refugiado político y descartó una amnistía por los cargos en su contra.

Washington y Brasilia acordaron establecer un diálogo permanente para ayudar a poner fin a la crisis de Honduras, dijo García.

(Reporte de Raymond Colitt; Editado por Lucila Sigal)