Chile compromete envío de ayuda a víctimas del sismo en Haití

miércoles 13 de enero de 2010 13:26 GYT
 

SANTIAGO (Reuters) - Chile comprometió el envío de un avión con ayuda para las víctimas del terremoto que afectó el martes a Haití y el traslado de un delegado especial con el fin de apoyar a la nación caribeña.

Haití teme que miles de personas hayan muerto como consecuencia del poderoso sismo, el peor en 200 años, que demolió escuelas, hospitales, barrios humildes y hasta el palacio presidencial.

En un comunicado, la presidenta Michelle Bachelet dijo que "junto con enviar un avión con lo que se requiera en Haití, voy a enviar un Delegado Presidencial quien fuera el primer jefe de la Minustah, Juan Gabriel Valdés".

La Minustah es la Misión de Estabilización de la ONU en Haití.

"Haremos todo lo necesario para ir en auxilio de la república hermana de Haití", agregó la mandataria.

Más temprano, el ministro de Defensa, Francisco Vidal, dijo a periodistas que los 505 soldados chilenos de las Fuerzas de Paz que se encuentran en ese país están en buenas condiciones de salud.

"Tenemos a disposición -y es la Presidenta quien define- dos aviones de la Fuerza Aérea, una barcaza de la Armada y la disposición de las Fuerzas Armadas (...) de tal manera que en las próximas 24 horas podríamos enviar la primera ayuda", dijo Vidal.

El ministro agregó que se está buscando a dos civiles chilenas que figuran como desaparecidas.

(Reporte de Alvaro Tapia; Editado por Javier Leira)

 
<p>Residentes pasan cerca de edificios colapsados en Puerto Pr&iacute;ncipe, 13 ene 2010. Chile comprometi&oacute; el env&iacute;o de un avi&oacute;n con ayuda para las v&iacute;ctimas del terremoto que afect&oacute; el martes a Hait&iacute; y el traslado de un delegado especial con el fin de apoyar a la naci&oacute;n caribe&ntilde;a. Hait&iacute; teme que miles de personas hayan muerto como consecuencia del poderoso sismo, el peor en 200 a&ntilde;os, que demoli&oacute; escuelas, hospitales, barrios humildes y hasta el palacio presidencial. REUTERS/Eduardo Munoz</p>