FARC Colombia admite secuestro de periodista francés

domingo 6 de mayo de 2012 16:06 GYT
 

Por Luis Jaime Acosta

BOGOTA (Reuters) - La mayor guerrilla de Colombia admitió el domingo el secuestro de un periodista francés herido en medio de un combate con una unidad del Ejército a la que acompañaba, y dijo que está fuera de peligro pero que lo declaró prisionero de guerra.

El anuncio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se produjo una semana después que el Gobierno de Bogotá declaró desaparecido a Roméo Langlois, quien acompañaba a una patrulla militar durante una operación contra el narcotráfico en las selvas del sur del país sudamericano.

"El periodista francés Romeo Langlois, uniformado de militar y capturado en pleno combate, está en nuestras manos, es prisionero de guerra, está levemente herido en un brazo, se le ha prestado la atención médica necesaria y está fuera de peligro", dijo un comunicado del frente 15 de las FARC divulgado a través de Youtube y grabado por un periodista independiente.

Langlois, de 35 años, fue reportado como desaparecido por el Gobierno de Colombia luego de quedar atrapado en medio de un combate entre tropas del Ejército y rebeldes de las FARC en una zona selvática del departamento del Caquetá, en el sur del país.

El combate en medio del cual desapareció Langlois, quien realizaba un documental para el canal France 24 sobre la lucha contra el narcotráfico en las selvas de Colombia y reside en el país sudamericano desde hace 12 años, se registró cerca al municipio de Montañita, en Caquetá, una región donde las FARC aún tienen una fuerte presencia.

En los enfrentamientos murieron tres militares, un policía y un guerrillero, de acuerdo con el Ministerio de Defensa.

Pero la guerrilla reportó en el comunicado del domingo la muerte de 19 efectivos de las Fuerzas Armadas y de tres rebeldes.

El Gobierno francés lo reportó como secuestrado horas después de su desaparición e instó al grupo rebelde a que lo liberara de inmediato y cumpliera su palabra de poner fin al secuestro, usado por décadas como mecanismo de presión política y fuente de financiación.   Continuación...