12 de junio de 2012 / 19:57 / hace 5 años

ANALISIS-Improbable que tasas bajas Brasil impulsen al Bovespa

Por Guillermo Parra-Bernal

(Reuters) - Las tasas de interés históricamente bajas de Brasil tienen pocas probabilidades de impulsar al mercado local de acciones como pasó tras la crisis financiera global del 2008, otra muestra de que las políticas económicas de mano dura del Gobierno están perdiendo su fuerza.

Según datos de Thomson Reuters, este año, por primera vez desde el 2006, se rompió una relación inversa entre las tendencias de las tasas y el ratio entre precio y ganancias, un indicador de las expectativas de ganancias.

Algunos inversores afirman que eso significa que las acciones locales no lograrán beneficiarse de los esfuerzos del banco central para reducir los costos del endeudamiento, al menos en el corto plazo.

Las drásticas rebajas en las revisiones de ganancias y la preocupación por la creciente intromisión del Gobierno en el sector privado han provocado que los inversores sean más cuidadosos acerca de las acciones brasileñas, aún cuando estas se ven cada vez más baratas.

El apetito también ha sido afectado por la escalada en las crecientes preocupaciones sobre la crisis de deuda de los países europeos.

“La percepción es que Brasil avanza hacia una situación difícil en el corto plazo, y que ni siquiera las tasas bajas podrán servir de punto de giro para las acciones”, dijo George Sanders, que participa en la gestión de 400 millones de reales (198 millones de dólares) en activos para Infinity Asset Management en Sao Paulo.

La situación subraya algunos de los riesgos políticos en el mayor país de América Latina, donde la mano dura del Gobierno sobre la economía ha encendido el miedo a una burbuja crediticia y fomentado la percepción de una pérdida de autonomía en el banco central.

Algunos inversores temen también que el enfoque del Gobierno sobre el crecimiento económico esté minando el régimen de metas inflacionarias de Brasil.

Desde que asumió el cargo el año pasado, la presidenta Dilma Rousseff convirtió en una de sus altas prioridades el estímulo del crecimiento del producto interno bruto anual sobre un 4 por ciento.

Pero para los inversores, tal meta conlleva el riesgo de erosionar parte de la estabilidad económica que ha convertido a Brasil en uno de los favoritos del mercado bajo su predecesor y mentor político, Luiz Inacio Lula da Silva.

A fines del mes pasado, el banco central recortó la tasa Selic a un mínimo récord de un 8,5 por ciento, y las autoridades de política monetaria han señalado que se realizarán más reducciones “de forma moderada” pese a algunas señales de que la inflación pronto podría regresar.

Hasta ahora, los esfuerzos de la mandataria no han logrado evitar que los analistas recorten sus pronósticos de ganancias y de crecimiento económico este año.

Los inversores preocupados en particular por la presión del Gobierno sobre la mayor compañía privada del país, Vale, para que invierta más en acero, y sobre los bancos, para que apliquen tasas de interés más bajas.

La postura de Rousseff ha llevado a los inversores a exigir primas más altas para la adquisición de valores brasileños. Sólo en mayo, 1.200 millones de dólares de dinero de inversionistas dejó el mercado accionario local.

“Brasil tiene grandes opciones políticas, pero el Gobierno debería hacer mejor uso de ellas”, dijo Sanders.

Más aun, muchos inversores dicen que Brasil se ha convertido en un lugar difícil para hacer negocios, lo que podría obstaculizar su capacidad de atraer y retener a inversores de capital extranjeros.

Según el estudio Doing Business del 2011 del Banco Mundial, Brasil figuró en el lugar número 126 de 183 países en términos de condiciones para hacer negocios.

En el estudio del 2010, Brasil estaba en el puesto 120.

A diferencia del 2008, cuando el masivo estímulo fiscal y los agresivos recortes de tasas ayudaron al índice Bovespa de Brasil a dispararse un 83 por ciento en el 2009, los inversores creen que esta vez cualquier subida en las acciones será de corta duración.

En el 2008, el banco central recortó la tasa de interés de referencia a un mínimo récord de un 8,75 por ciento.

El Bovespa ha perdido un 4,2 por ciento este año, que se suma al hundimiento de un 18 por ciento el 2011.

(1 dlr = 2,05 reales)

Reporte adicional de Asher Levine; Editado en español por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below