ANALISIS-Nuevo Gobierno de Obama en EEUU, más de lo mismo para América Latina

miércoles 7 de noviembre de 2012 13:30 GYT
 

Por Pablo Garibian

MEXICO DF (Reuters) - La lista de asignaturas pendientes es larga, pero América Latina tendría que conformarse con obtener de Estados Unidos apenas un impulso al comercio y algunas medidas migratorias menores durante el segundo mandato de Barack Obama.

Ausente en la lista de prioridades de Washington y con un Congreso estadounidense que continuará dividido tras la reelección de Obama, la región deberá resignarse a que sigan acumulando polvo sus grandes reclamos, como una reforma migratoria amplia, más respaldo en el combate a las drogas y un acercamiento a Cuba.

"Estados Unidos no va a tener la posibilidad de hacer más con América Latina de lo que ha hecho", dijo Andrés Rozental, ex vicecanciller mexicano. "No creo que vayan a voltear más a la región".

El presupuesto de Obama no deja dudas: recortó la asistencia total hacia el hemisferio en un 9 por ciento para el año fiscal 2013 -que empezó el 1 de octubre- a 1.652 millones de dólares, según datos del Departamento de Estado.

Y junto con el dinero se desvanece poco a poco la histórica influencia política de Estados Unidos en la región.

Ahora Brasil, el peso pesado latinoamericano, empieza a ocupar en el cono sur el hueco dejado por el Tío Sam.

A pesar de eso, y de que una China sedienta de materias primas ha ganado presencia en países como Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, donde Washington causa irritación, Estados Unidos sigue siendo el mayor socio comercial e inversor de la región en su conjunto.

"Probablemente haya alguna intención en avanzar en ese sentido en el margen para fortalecer el intercambio", dijo Sergio Berensztein, analista de riesgo político en Argentina.   Continuación...

 
<p>El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante un discurso tras su victoria electoral en Chicago, nov 7 2012. La lista de asignaturas pendientes es larga, pero Am&eacute;rica Latina tendr&iacute;a que conformarse con obtener de Estados Unidos apenas un impulso al comercio y algunas medidas migratorias menores durante el segundo mandato de Barack Obama. REUTERS/Jason Reed</p>