BofA mejora perfil Venezuela en espera de ajuste y devaluación

miércoles 28 de noviembre de 2012 18:46 GYT
 

(Reuters) - Bank of America Merrill Lynch (BofA) mejoró el miércoles el panorama crediticio de Venezuela a por encima de la ponderación del mercado, en medio de expectativas de que el país petrolero pueda corregir desequilibrios macroeconómicos a través de un ajuste fiscal y una devaluación de su moneda en el 2013.

El banco sustentó su mejora del perfil del país petrolero en una caída del gasto público tras las elecciones de octubre en las que fue reelecto el presidente Hugo Chávez e informes de medios locales sobre discusiones del Gobierno acerca de ajustes al sistema cambiario controlado.

"Venezuela está en vías de implementar importantes ajustes fiscales y en su tipo de cambio que fortalecerán las finanzas públicas (...) Recomendamos los portafolios de deuda de corto y mediano plazo, que serían los que generarían mayores ganancias en una devaluación", dijo la institución en una nota a clientes.

La nación sudamericana mantiene un régimen de administración de divisas controlado con un tipo de cambio de 4,3 bolívares por dólar que fue revisado por última vez a principio del 2011 y un sistema secundario a 5,3 bolívares por dólar conocido como el SITME, cuya asignación ha caído en las últimas semanas.

Adicionalmente, elevó su nivel de gasto público y endeudamiento local para financiar proyectos gubernamentales de asistencia social en medio de la campaña electoral, lo que según analistas resintió las balanzas públicas y aceleró el déficit.

Unido a esto, el valor del dólar en el mercado paralelo, que es ilegal y al que analistas dicen que recurren importadores de entre un 15 y un 20 por ciento de los bienes que se compran al exterior, ha subido aceleradamente desde antes de las elecciones hasta valores que actualmente cuadriplican el oficial, lo que precipitaría los ajustes.

Medios locales han estado difundiendo versiones sobre conversaciones del gabinete económico que indicarían que los asesores de Chávez preparan un ajuste en el sistema de compra de divisas, que incluso podría incluir un tipo de cambio con varios escalafones, dijo BofA.

Según el banco, el gasto público ha caído, en términos reales, un 13 por ciento interanual durante las siete semanas siguientes a las elecciones, frente a la expansión de un 19,7 por ciento de los primeros nueve meses del año, lo que indicaría que el ajuste fiscal ya ha comenzado.

"Basados en el efecto combinado de la devaluación y el recorte del gasto, vemos una caída del déficit del presupuesto del Gobierno Central desde un 8,8 por ciento del PIB estimado para 2012 a un 2,2 por ciento del PIB para el próximo año", agregó.   Continuación...