30 de noviembre de 2012 / 17:39 / en 5 años

PREVIA-Perú y Chile, en recta final por diferendo marítimo

Por Antonio De la Jara y Marco Aquino

SANTIAGO/LIMA (Reuters) - Perú y Chile iniciarán la próxima semana la recta final de un juicio en el que Lima busca ampliar su superficie marina hacia una zona controlada por su vecino, que ya cerró filas ante una eventual derrota que provocaría un remezón político en época electoral pero que no dañaría las relaciones comerciales.

Los defensores de ambos países en la Corte Internacional de Justicia de La Haya harán sus alegatos, bajo la atenta mirada de un tribunal que días atrás sorprendió a la región al fallar a favor de Nicaragua en una disputa con Colombia y dejó al país sudamericano sin una enorme porción de mar.

Tal fue la onda expansiva de esa sentencia -que Colombia se resiste a acatar- que Chile expresó su preocupación y se movió rápidamente para mostrar a varias figuras políticas de peso unidas frente al juicio.

“Chile tiene confianza y tranquilidad en la posición que defiende ante la corte (...) Chile ha sido y seguirá siendo un país respetuoso del derecho internacional, de la solución pacífica de las controversias, los tratados internacionales y los tribunales internacionales”, afirmó el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

El mandatario declaró en una presentación conjunta con su colega peruano Ollanta Humala, antes del inicio de una cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Lima.

Ambos subrayaron que al margen de la demanda en la Haya, Chile y Perú -que comparten importantes tratados de libre comercio con países desarrollados- deben impulsar una agenda conjunta para aprovechar sus ricos recursos naturales y proyectarse hacia la rica zona del Asia Pacífico.

“Expresamos nuestro respeto a lo que es el orden jurídico internacional, en este caso la Corte Internacional de Justicia de La Haya, y que acataremos, ejecutaremos la sentencia que defina las diferencias que hoy día estamos llevando a esta Corte de Justicia Internacional”, dijo Humala a la prensa.

Lima y Santiago han tenido altibajos en sus relaciones tras una guerra que los enfrentó a fines del Siglo XIX y en la que Perú perdió parte de su territorio a manos de Chile.

DEMANDA

Perú presentó en el 2008 la demanda que busca fijar su frontera marítima con Chile, que considera no está definida.

Desde Santiago sostienen que el tema fue zanjado con la suscripción de “tratados” en 1952 y 1954, que para Lima sólo fueron “convenios” en los que se estableció la actividad pesquera en una zona rica en recursos en el océano Pacífico para defenderse de la depredación de flotas balleneras extranjeras.

“La misma controversia existía entre Nicaragua y Colombia, y en ese caso la Corte determinó en el 2007 un fallo preliminar, que decía que un tratado de límites era algo suficientemente serio y no hubiera que suponerlo o inferirlo”, dijo a Reuters el analista de la universidad La Católica de Perú, Farid Kahhat.

En Lima, el Gobierno se apoya en esa visión y argumenta que un tratado de límites es producto de una negociación aceptada por los Estados y no presumido por las partes.

“Lo que el Perú está demandando a la Corte Internacional de justicia es una sentencia de derecho, el Perú no está demandando a la corte ningún tipo de solución salomónica”, dijo a periodistas el canciller peruano, Rafael Roncagliolo.

“Por lo tanto el tema más importante de este proceso es que la corte determine si, como sostiene el Perú, no existe un tratado de límites entre Perú y Chile”, agregó.

Chile asegura que la frontera marítima con Perú es una línea paralela sobre el océano Pacífico, que comienza en el punto terrestre denominado Hito número 1, un monolito de cemento en pleno desierto fronterizo.

Perú considera que el límite en el mar debería ser una línea equidistante en dirección al suroeste, trazada desde el último punto de frontera terrestre llamado Concordia, conforme al Tratado de Lima de 1929, ubicado unos 200 metros del Hito 1.

Esta discrepancia abre una zona de conflicto marítimo de unos 38.000 kilómetros cuadrados entre Perú y Chile, cuyas economías se ubican entre las más sólidas de Latinoamérica.

Chile afirma que hay varios documentos donde Lima ha dado validez a su postura.

MOMENTO POLITICO

El fallo final de la corte se emitiría sólo a mediados del 2013, justo en la antesala de las elecciones presidenciales y parlamentarias de Chile, lo que analistas anticipan será un gran factor de riesgo para el oficialismo.

“Este sería un tema que podría caer como una bomba. Ahora si es de ruido o atómica va a depender de lo que decida La Haya. El efecto político dependerá de cuánto es la pérdida para Chile”, dijo Ricardo Israel, analista político y decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Santiago.

“Si Chile pierde, pueden surgir las recriminaciones y culpas cruzadas. Pueden volar plumas en medio del fragor electoral y se transforme esto en un gran tema y eso sería una novedad porque los temas internacionales han estado al margen de las últimas carreras presidenciales”, agregó.

La elección presidencial en Chile se realizará en noviembre del próximo año y será acompañada por comicios parlamentarios, un escenario ideal para que surjan campañas con tintes más nacionalistas.

Pese al roce entre ambas naciones, el intercambio comercial y las inversiones bilaterales han crecido sustancialmente en los últimos años y no debería verse afectado por la demanda marítima, estiman autoridades y empresarios.

Chile es uno de los principales inversores de la región en Perú, con una cifra de más de 12.000 millones de dólares y una fuerte presencia en el negocio minorista, transporte y servicios en ese país. Además la peruana es una de las mayores comunidades extranjeras en Chile.

El presidente del Consejo Empresarial Peruano-Chileno, Juan Francisco Raffo, dijo a Reuters que las inversiones de empresas peruanas superan los 8.000 millones de dólares en Chile.

“No se van a ver afectadas las relaciones comerciales (...) Este proceso va a servir para hacer que salga todo robustecido y que el fallo de la Haya sirva como un sello en la calidad de esas relaciones para el futuro”, agregó Raffo.

Reporte de Antonio de la Jara en Santiago y de Marco Aquino y Omar Mariluz en Lima; Editado por Silene Ramírez y César Illiano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below