Egipto suspende importaciones de carne bovina de Brasil por temor BSE

lunes 17 de diciembre de 2012 21:29 GYT
 

Por Reese Ewing y Melissa Akin

SAO PAULO/SKOLKOVO, Rusia (Reuters) - Egipto, el tercer mayor comprador de carne bovina de Brasil, prohibió las importaciones del alimento con procedencia del estado de Paraná, por un caso atípico de la enfermedad BSE o "vacas locas", informó el lunes el Ministerio de Agricultura brasileño, mientras Rusia evalúa una medida similar.

No obstante, ambos mercados seguirían importando grandes volúmenes de carne vacuna de otros estados de Brasil, lo que muestra un impacto aún limitado del caso atípico de la encefalopatía espongiforme bovina (BSE) sobre la industria ganadera brasileña.

Brasil es el mayor exportador mundial de carne de vaca.

Rusia, Hong Kong y Egipto, que en conjunto representan más de la mitad de las 896.000 toneladas de carne que Brasil ha exportado en el 2012 hasta septiembre, siguen importando su carne. Hasta ahora Hong Kong no ha impuesto restricciones a la carne brasileña.

El jefe del servicio veterinario y fitosanitario de Rusia dijo que era poco probable que el país emitiera una prohibición total de las importaciones de carne brasileña por miedo a la BSE. Agregó que, en caso de imponer restricciones, probablemente se aplicarían al estado donde se hubiera originado la muestra.

"Estamos analizando los datos ahora, pero no vemos base suficiente para implementar restricciones de importación sobre todo el país", dijo Sergei Dankvert durante una entrevista en el marco de un encuentro con diplomáticos italianos.

El Ministerio de Agricultura brasileño confirmó la suspensión de las compras de carne por parte de Egipto en un correo electrónico enviado a Reuters después de que el diario local Valor Económico dijo más temprano que la embajada de Brasil en El Cairo había sido notificada verbalmente por las autoridades del país del norte de Africa.

Brasil informó el 7 de diciembre que una vaca de 13 años muerta en 2010 en el estado de Paraná había dado positivo en una prueba de la proteína vinculada al desarrollo de la BSE.

Desde entonces, sólo Japón, China y Sudáfrica han detenido sus importaciones de carne de vaca. No obstante, los tres países son importadores menores de la carne vacuna de Brasil.

(Reporte de Reese Ewing y Patricia Monteiro en Sao Paulo, reporte adicional de Melissa Akin en Skolkovo)