Brasileña Rousseff visitará México en 2013 en busca de un nuevo comienzo

martes 18 de diciembre de 2012 14:27 GYT
 

Por Esteban Israel

SAO PAULO (Reuters) - La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, tiene previsto visitar México a comienzos del 2013, dijo una fuente del Gobierno, aprovechando su buena sintonía con el nuevo mandatario Enrique Peña Nieto para relanzar la deteriorada relación entre las dos mayores economías de América Latina.

Y el catalizador sería Petrobras, la petrolera estatal brasileña de capital abierto en cuyo modelo de negocios Peña Nieto quiere inspirarse para modernizar la mexicana Pemex.

Ejecutivos de Pemex volarán a Brasil para conocer Petrobras, dijo a Reuters un funcionario de alto rango, el primer paso de una colaboración discutida en septiembre durante una visita de Peña Nieto a Brasilia antes de asumir el poder.

"Peña Nieto causó muy buena impresión en Brasilia", dijo la fuente cercana a Rousseff, que habló a condición de no ser identificada. "La presidenta va a México a comienzos del 2013, probablemente en marzo", añadió.

El viaje de Rousseff puede oxigenar la relación de altibajos entre las potencias latinoamericanas, que se enfrió a comienzos del 2012 cuando Brasil impuso cuotas a las importaciones de autos mexicanos para intentar contener su déficit en el comercio bilateral.

Profundizar la relación con México resulta más atractivo en momentos en que Brasil intenta acelerar un crecimiento económico que rondaría apenas un 1 por ciento en el 2012 y ve deteriorarse su relación comercial con Argentina, el principal mercado para sus manufacturas.

Brasil está bajando el tono de su proteccionismo con México. En privado, funcionarios de la administración Rousseff reconocen estar dispuestos a discutir una ampliación de las cuotas de los autos, como adelantó Reuters en septiembre.

Pero el gesto obedece también a razones prácticas. Los cupos no lograron contener el déficit comercial con México, que batió un récord de 1.785 millones de dólares en los primeros 10 meses del 2012 empujado por la voraz demanda de vehículos caros como el Ford Fusion mexicano de la presidenta Rousseff.   Continuación...

 
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, durante una entrevista con su par ruso, Vladimir Putin, en Moscú, en el Kremlin en Moscú dic 14 2012. La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, tiene previsto visitar México a comienzos del 2013, dijo una fuente del Gobierno, aprovechando su buena sintonía con el nuevo mandatario Enrique Peña Nieto para relanzar la deteriorada relación entre las dos mayores economías de América Latina. REUTERS/Maxim Shemetov