9 de enero de 2013 / 11:44 / hace 5 años

Fiscalía brasileña analizará acusaciones contra ex presidente Lula

SAO PAULO (Reuters) - La fiscalía general de Brasil dijo el miércoles que analizaría acusaciones de que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva se benefició de un esquema de compra de votos en el Congreso durante su primer mandato, una decisión que pondría bajo la lupa a uno de los políticos más populares de América Latina.

Foto de archivo del ex presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, durante su discurso de agradecimiento tras recibir el premio Indira Ghandi en Nueva Delhi, nov 22 2012. La fiscalía brasileña abrirá una investigación contra el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, por su presunta participación en un esquema de compra de votos por el que ya fueron procesados varios colaboradores cercanos, reportó el miércoles un diario. REUTERS/B Mathur

El diario O Estado de S. Paulo reportó que el fiscal Roberto Gurgel abriría un proceso contra Lula en base a las acusaciones de Marcos Valério, un empresario condenado a 40 años de prisión por su papel en el mayor escándalo de corrupción en la historia de Brasil.

Gurgel aclaró, sin embargo, que recién empezará a revisar los cargos la próxima semana.

“Todavía no comenzó el análisis de las declaraciones”, dijo la Procuraduría General de la República en un comunicado. “Sólo después del análisis se podrá informar lo que será hecho con el material”.

Lula, un político inmensamente popular en Brasil y el resto de América Latina que gobernó entre el 2003 y 2010, es el mentor político de la actual presidenta Dilma Rousseff.

Rousseff no fue impactada hasta ahora por el escándalo político, pero eso podría cambiar si se demostrara que Lula estuvo involucrado de forma directa.

Tres líderes del Partido de los Trabajadores de Lula, incluyendo su ex jefe de gabinete José Dirceu, fueron sentenciados en noviembre por la Corte Suprema a más de 10 años de prisión por pagar mensualidades a legisladores para que votaran las propuestas del gobierno de minoría.

Lula no fue acusado en el proceso.

Pero el juicio que capturó la atención de todo Brasil ensombreció el legado del ex líder sindical que presidió el país durante un período de robusto crecimiento económico y cuyos programas sociales ayudaron a sacar a unos 30 millones de personas de la pobreza.

El proceso mejoró además la imagen de la justicia en un país acostumbrado a la corrupción.

El Partido de los Trabajadores de Lula sostiene que el escándalo del “mensalao” -o grandes mensualidades- no existió y que el proceso fue un juicio político.

El entorno de Lula acusó el miércoles al diario O Estado de S. Paulo de mal informar a sus lectores.

“Prefiero creer que no existió parcialidad malintencionada en lo ocurrido”, dijo Paulo Okamotto, presidente del Instituto Lula, en un comunicado.

Valerio dijo el año pasado que Lula autorizó préstamos de bancos estatales al Partido de los Trabajadores, que proveyó los fondos para sobornar a los políticos.

Reporte de Anthony Boadle y Ana Flor en Brasilia. Editado en Español por Esteban Israel

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below