Nuevo Gobierno México promete reparación a víctimas guerra narco

miércoles 9 de enero de 2013 18:13 GYT
 

MEXICO DF (Reuters) - El nuevo Gobierno de México encabezado por Enrique Peña Nieto publicó el miércoles una demorada ley para atender a las víctimas de la campaña contra los cárteles de la droga que fue iniciada por su antecesor Felipe Calderón y que cobró la vida de cerca de 70,000 personas en seis años.

La llamada Ley General de Víctimas incluye la creación de un fondo para reparación de daños y una base de datos que permitirá conocer cuántas personas fueron asesinadas además de las que están reportadas como desaparecidas, estimadas en unas 9,000 por el gobierno que asumió el 1 de diciembre.

"Hay un México lastimado por la delincuencia, las víctimas son quienes más han sufrido (...) El Estado no puede tener oídos sordos ante las voces de la sociedad", dijo Peña al promulgar la ley, en un acto en el que participaron familiares de desaparecidos que derramaron lágrimas mientras sostenían fotos de sus seres queridos.

Cientos de personas han sido enterradas en fosas comunes, sobre todo cuando se trata de sicarios que no son reclamados por sus familiares por temor al interrogatorio de las autoridades y porque muchas veces trabajan para el narco.

Por otro lado, personas inocentes murieron por fuego cruzado entre fuerzas de seguridad y miembros de los cárteles, dedicados no sólo al tráfico de drogas sino también a secuestros y extorsiones muchas veces con la complicidad de autoridades locales.

La ley, aprobada el 30 de abril del 2012 por el Congreso, fue demorada por Calderón, quien terminó su mandato muy criticado por la ola de violencia pocas veces vista que dejó la estrategia militar para combatir al narcotráfico.

Calderón aducía que la ley carecía de soporte constitucional porque no establecía un mecanismo de atención a víctimas por parte de los 32 estados del país.

"Esta Ley General de Víctimas, que por fin ha sido publicada (...) es la consecuencia de la impunidad, de la corrupción, del desprecio, de la erosión del esqueleto moral y político del Estado mexicano, y de una guerra que nunca debió haber sucedido", dijo en representación de las organizaciones civiles el poeta Javier Sicilia, cuyo hijo fue asesinado.

La ley prevé que los familiares reciban hasta 950,000 pesos (unos 74,600 dólares) por víctima de parte del fondo de reparación del daño.

(1 dólar estadounidense = 12.7383 pesos mexicanos)

(Reporte de Lizbeth Diaz y Anahí Rama. Editado por Silene Ramírez)