14 de enero de 2013 / 20:28 / hace 5 años

Cubanos estrenan histórica ley migratoria que facilita viajes al exterior

6 MIN. DE LECTURA

Por Rosa Tania Valdés

LA HABANA (Reuters) - Cubanos a punto de abordar vuelos con rumbo a Estados Unidos celebraban la entrada en vigor el lunes de una nueva ley migratoria que facilitará los viajes al extranjero, una medida considerada histórica y que podría poner presión por un mayor entendimiento entre los viejos enemigos.

A partir del lunes, la mayoría de cubanos podrá viajar al extranjero sin tener que cumplir con costosos y molestos trámites como el permiso de salida y la carta de invitación, impuestos por el Gobierno comunista durante décadas para protegerse de la masiva emigración y del "robo de cerebros".

Con pasaporte y boleto en mano, muchos cubanos llegaron al aeropuerto José Martí de La Habana para tomar vuelos chárteres rumbo a Florida, Estados Unidos, destino de varios éxodos masivos y donde viven más de un millón de cubanos y sus descendientes.

"Es un día histórico, se están descongelando las tensiones que han habido por muchos años (entre Cuba y Estados Unidos) y hace falta que haya una comunicación perfecta entre nosotros los del exilio", dijo Jesús Sánchez, de 60 años, visiblemente emocionado en el aeropuerto de La Habana cuando se disponía a volver a Estados Unidos, donde reside desde hace 35 años.

Cuba y Estados Unidos son enemigos ideológicos desde poco después de la revolución liderada en 1959 por el ex presidente Fidel Castro. En períodos más tensos se han visto afectados los viajes familiares entre las dos orillas del Estrecho de Florida.

"Me encanta Cuba, me encanta venir, pero tienen los gobiernos que ponerse de acuerdo", agregó el cubano-estadounidense en declaraciones a Reuters.

Popular Reforma

El cambio en la legislación migratoria anunciado en octubre es considerado una de las reformas más populares entre las más de 300 impulsadas por el Gobierno de Raúl Castro, en su intento por reflotar una economía que ha tenido que abrirse al sector privado y a transacciones comerciales limitadas por años.

"Es primera vez que voy a viajar", dijo a Reuters Suany Hernández, de 15 años, poco antes de abordar temprano el lunes un vuelo hacia Miami, Florida.

Hernández contó que se va a reunir con su papá, después de 10 años sin verlo. "Quiero disfrutar unos años con él por allá, e ir a estudiar y ampliar mi futuro", agregó la joven.

La ley da luz verde a los viajes al extranjero de los menores de edad, establece un mecanismo formal para la repatriación de emigrados y admite el regreso temporal de cubanos que salieron ilegalmente de la isla o que han sido considerados desertores por abandonar sus misiones oficiales en el extranjero.

También extiende de 11 meses a dos años el tiempo de estancia en el extranjero sin perder los derechos y bienes en Cuba, permitiendo que muchos puedan salir del país a trabajar y estudiar para luego retornar a la isla, algo impensado en el pasado.

"Nos da la posibilidad de conocer otros países, otras tierras, así poder conocer algo más allá de lo que es nuestro país", dijo Yaser Hernández, de 18 años, mientras esperaba para pedir visa en la embajada de México en La Habana.

Pero las facilidades para viajar que ofrece la nueva ley no eximen a los cubanos de la misma condición del resto de los latinoamericanos, a los que la mayoría de los países les exige una visa de entrada que muchas veces no consiguen obtener.

"Vengo por pura rutina, ya no tengo muchas esperanzas de que me den la visa porque los americanos dicen que soy posible emigrante", dijo Miriam, una cubana de 70 años que tiene tres hijos y cinco nietos en Estados Unidos y ha tratado infructuosamente de viajar durante una década.

Analistas sostienen que la nueva ley migratoria podría presionar por cambios de parte del Gobierno del estadounidense Barack Obama, quien desde que asumió su primer mandato en el 2008 comenzó a flexibilizar los viajes de cubanos y eliminó los límites a las remesas a favor de familiares en la isla.

"Si Cuba es flexible en la repatriación, miles de cubanos, con ciudadanía estadounidense podrían vivir largos períodos en la isla, demandando facilidades para acceder a sus pensiones y otros servicios desde Cuba", dijo Arturo López-Levy, un experto basado en una universidad en Denver, Estados Unidos, aludiendo a las limitaciones que impone medio siglo de embargo económico.

Esta apertura llevaría también a la parte cubana a dar solución a la doble ciudadanía, un tema pendiente, dijo López-Levy, quien descartó un eventual éxodo masivo y dijo que la tendencia será a una emigración circular entre los dos países.

La ley prevé limitaciones para cubanos considerados "vitales" por razones de "interés público" o de "defensa y seguridad nacional", entre ellos científicos, dirigentes, deportistas de alto rendimiento y militares.

En el banco de espera está la bloguera disidente Yoani Sánchez, quien se mostró optimista de obtener el permiso varias veces negado para viajar tras solicitar el lunes un nuevo pasaporte.

"Calculo que en la 1ra semana de febrero tendre mi pasaporte y ya podre viajar... cruzo los dedos. Cuando este en el avion lo creere!", escribió en su cuenta en Twitter Sánchez, quien suele lanzar severas críticas contra el Gobierno de la isla que la considera una mercenaria al servicio de Estados Unidos.

Reporte de Rosa Tania Valdés. Editado por Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below