ENFOQUE-Gasto estatal impulsa a Correa hacia su reelección en Ecuador

viernes 25 de enero de 2013 11:04 GYT
 

Por Eduardo Garcia

ZUMBAHUA, Ecuador (Reuters) - Zumbahua fue una vez una aldea olvidada de casas de barro en medio de cumbres azotadas por el viento, pero este pueblo ecuatoriano cuenta hoy con una escuela estatal de vanguardia con pantallas táctiles en vez de pizarras, internet en todas las aulas y lecciones en tres idiomas.

Indígenas kichwa que antes guardaban sus ahorros bajo el colchón ahora tienen un banco en el pueblo y un café internet gratis, todo cortesía del Estado.

Además el camino fangoso y zigzagueante que llevaba al pueblo está siendo ampliado y pavimentado y los residentes están felices con su escuela.

"La educación del alumno ha mejorado en un ciento por ciento. Hoy el alumno es bien abierto, dinámico, participativo (...) Este alumno sabe manejar las computadoras mejor que uno de la ciudad", dijo el rector de la escuela, Vicente Caiza.

Zumbahua es un ejemplo de cómo millones de ecuatorianos desde la cordillera de los Andes hasta la selva amazónica se han beneficiado de las políticas socialistas del presidente Rafael Correa, basadas en un fuerte gasto público, y que probablemente lo catapulten a un nuevo mandato en las elecciones de febrero.

Gracias a los fuertes ingresos petroleros, un récord en recaudación tributaria y un crecimiento económico sostenido, Correa ha ganado un amplio apoyo popular por dar más acceso a la sanidad, duplicar el gasto estatal en educación y transformar senderos de tierras en carreteras.

Las encuestas muestran que el economista educado en Estados Unidos pero con firmes posturas de izquierda es el claro favorito para ganar las elecciones el 17 de febrero.

Tiene alrededor del 50 por ciento de intención de voto, a pesar de críticas de la oposición de que es un autócrata que ha acumulado poder y ha acosado a sus rivales.   Continuación...

 
Un grupo de niñis de Zumbahua en la escuela Millenium en Cotopaxi, Ecuador, dic 17 2012. Zumbahua fue una vez una aldea olvidada de casas de barro en medio de cumbres azotadas por el viento, pero este pueblo ecuatoriano cuenta hoy con una escuela estatal de vanguardia con pantallas táctiles en vez de pizarras, internet en todas las aulas y lecciones en tres idiomas. REUTERS/Guillermo Granja