Juez brasileño extiende detención a dueños de discoteca y músicos tras incendio

viernes 1 de febrero de 2013 14:49 GYT
 

SAO PAULO (Reuters) - Un juez brasileño extendió el viernes por 30 días la detención de dos propietarios de una discoteca y dos músicos involucrados en un incendio que causó la muerte a 236 personas el fin de semana pasado en una ciudad del sur del país.

La orden llega después que una mujer de 20 años murió la noche del jueves como consecuencia de las heridas sufridas en la tragedia del domingo en Santa María, elevando la cifra de víctimas en el segundo peor incendio en la historia de Brasil.

Autoridades de la Defensa Civil en el estado de Río Grande do Sul, donde está situada Santa María, dijeron que la mujer murió de un paro cardíaco tras sufrir quemaduras en más de la mitad de su cuerpo.

Otras 126 personas continúan hospitalizadas cinco días después de la tragedia, desatada cuando un músico encendió una bengala que prendió fuego al material de aislamiento acústico de la discoteca Kiss. Según investigadores, la mayoría de las víctimas pereció asfixiada por el humo tóxico.

Y la mitad de las personas internadas tienen problemas respiratorios por causa de los vapores tóxicos. Las autoridades temen que más sobrevivientes puedan desarrollar complicaciones, pues los síntomas demoran a veces hasta una semana en aparecer.

El viernes un juez extendió por otros 30 días la orden de detención de dos propietarios de la discoteca y dos de los músicos, mientras la policía trata de aclarar violaciones a las normas de seguridad que condujeron al desastre.

El magistrado recogió el testimonio de un empleado que acusó a los dueños del club de tener extintores defectuosos y no respetar el límite de capacidad del local. El propietario de una tienda de fuegos artificiales declaró que había advertido a los músicos que la bengala no estaba permitida en espacios cerrados.

Los abogados de los dueños de la discoteca y de los músicos dicen que sus clientes son inocentes. La policía no ha presentado cargos contra los detenidos, pero indicó que cómo mínimo podrían ser acusados de homicidio involuntario.

Uno de los empresarios intentó suicidarse esta semana con la manguera de una ducha mientras estaba internado en un hospital bajo custodia policial.   Continuación...