5 de febrero de 2013 / 18:48 / hace 5 años

Sube a 238 número de muertos tras incendio en una disco de Brasil

Un grupo de personas revisa los restos de la discoteca Kiss en Santa María, Brasil, ene 29 2013. Un hombre de 20 años murió el martes a consecuencia de las heridas sufridas durante el brutal incendio de una discoteca en Brasil, elevando a 238 la cantidad de víctimas de la tragedia ocurrida en el sur del país hace poco más de una semana. REUTERS/Policia Civil/Handout Imagen para uso no comercial, ni ventas, ni archivos. Solo para uso editorial. No para su venta en marketing o campañas publicitarias. Esta imagen fue entregada por un tercero y es distribuida, exactamente como fue recibida por Reuters, como un servicio para clientes.

SAO PAULO (Reuters) - Un hombre de 20 años murió el martes a consecuencia de las heridas sufridas durante el brutal incendio de una discoteca en Brasil, elevando a 238 la cantidad de víctimas de la tragedia ocurrida en el sur del país hace poco más de una semana.

Otros 81 sobrevivientes del incendio del 27 de enero en la discoteca Kiss de la ciudad universitaria de Santa María siguen internados, 23 de ellos conectados a respiradores, dijo la Secretaría de Salud del estado de Río Grande do Sul.

Algunos están siendo tratados de dificultades respiratorias tras inhalar sustancias tóxicas como cianuro.

Estados Unidos envió el fin de semana a Brasil kits para tratar intoxicaciones con cianuro con la esperanza de evitar nuevas víctimas fatales.

Investigadores dijeron que el incendio en la discoteca fue producto de una cadena de errores e irregularidades.

El fuego comenzó cuando músicos que actuaban en el local encendieron una bengala de exteriores que encendió el aislamiento acústico del techo del local e inundó rápidamente el local de humo tóxico.

Según testigos, la discoteca estaba abarrotada por encima de su capacidad, los extintores no funcionaron y la única puerta estaba mal señalizada y temporalmente trancada.

La mayoría de las víctimas murió intoxicada.

La peor tragedia en décadas en Brasil desató una ola de inspecciones que dejó al descubierto irregularidades en locales nocturnos desde Río de Janeiro hasta Manaus en la Amazonia.

Fiscales cerraron temporalmente decenas de discos y bares que carecían de permisos, no tenían extintores o tenían las salidas de emergencia mal señalizadas.

Según la prensa local, en Sao Paulo hasta la sala de la orquesta sinfónica y uno de los principales museos de arte tenían las licencias de los bomberos vencidas.

Dos propietarios de la discoteca Kiss y dos músicos de la banda que comenzó el incendio están bajo custodia policial.

Reporte de Eduardo Simoes; escrito por Esteban Israel

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below