Jefe negociador guerrilla colombiana FARC dice quiere hacer política legalmente

lunes 25 de febrero de 2013 14:38 GYT
 

BOGOTA (Reuters) - El jefe negociador de las FARC en el diálogo de paz con el Gobierno de Colombia, Iván Márquez, dijo que quiere hacer política abierta y legalmente, un punto aún pendiente en la mesa de negociación que está enclavada en la discusión del tema agrario en el que el líder guerrillero aseguró que hay avances.

Las declaraciones de Márquez, en una entrevista a la revista Semana, están antecedidas de tensiones entre las partes que llevaron a las FARC a acusar al Gobierno de empantanar el proceso de paz y al presidente Juan Manuel Santos a advertir que no habrá tregua y que si no hay avances se levantan de la mesa.

La participación en política es el segundo punto de la agenda de cinco que acordaron discutir las partes en la negociación que busca poner fin a un violento conflicto interno de más de cinco décadas. Gobierno y FARC comenzaron a hablar hace tres meses y medio y sólo han abordado el tema agrario.

"Deseo hacer política de manera abierta y legal", dijo Márquez en la entrevista que comenzó a circular el lunes.

"Ese es mi propósito. Yo fui representante (congresista) por el Caquetá y me devolví al monte porque me iban a matar", precisó.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tendrán que firmar la paz, entregar las armas y enfrentar las causas pendientes con la justicia incluyendo asesinatos, masacres, secuestros y narcotráfico, antes de poder participar como una fuerza política, de acuerdo con el Gobierno.

La mayoría de líderes de las FARC, como Márquez, deberán primero limpiar sus expedientes debido a que enfrentan decenas de procesos judiciales en Colombia e incluso en Estados Unidos, que los reclama en extradición por algunos casos de terrorismo y tráfico de cocaína.

En la eventualidad de que la guerrilla firme la paz y se transforme en una fuerza política, el Gobierno deberá brindar las garantías para evitar que otros grupos tomen represalias y recurran a hacer justicia con sus propias manos.

Colombia ya vivió una experiencia con la Unión Patriótica, un movimiento de izquierda al que perteneció Márquez y que fue exterminado por ataques de escuadrones paramilitares de ultraderecha con el apoyo de efectivos de las Fuerzas Armadas.   Continuación...