PERFIL-Felipe VI, un soberano discreto para tiempos de austeridad

jueves 19 de junio de 2014 10:54 GYT
 

MADRID (Reuters) - Felipe de Borbón y Grecia se convirtió en el rey Felipe VI de España después de una vida dedicada a prepararse para suceder a su padre, Juan Carlos I, que abdicó por problemas de salud entre escándalos que dañaron la imagen de la Corona.

Felipe, de 46 años, tiene el duro trabajo de convencer de la utilidad de la monarquía a una ciudadanía cada vez más desencantada con la familia real que otrora fue muy popular.

El "heredero más preparado de la historia de España", en palabras de su antecesor y progenitor, es muy diferente a su extrovertido padre y prefiere un estilo de vida sobrio, algo que podría ayudarle a limpiar la imagen de la monarquía mientras se prodigan los mensajes favorables al regreso de la república.

Un monarca "debe buscar la cercanía con los ciudadanos, saber ganarse continuamente su aprecio, su respeto y su confianza", fueron parte de sus palabras el jueves al ser proclamado por el Parlamento como nuevo rey de España.

Felipe Juan Pablo y Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia es amable y sabe cómo hacer que la gente se sienta cómoda a su alrededor, según lo que muestra públicamente, aunque sin el "sentido común" ni la campechanía de su padre.

"Está bien informado, tiene buen juicio, pero seguirá los consejos", dijo Bieito Rubido, director del monárquico y centenario diario ABC. "Y algo que es muy importante en España, no es sencillo pero sabe cómo conectar con la gente", añadió.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^ Infografía sobre monarquía española..tmsnrt.rs/SW79l3

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^   Continuación...

 
El nuevo rey de España, Felipe VI, saluda desde el balcón del Palacio Real en Madrid, 18 de junio de 2014. Felipe de Borbón y Grecia se convirtió en el rey Felipe VI de España después de una vida dedicada a prepararse para suceder a su padre, Juan Carlos I, que abdicó por problemas de salud entre escándalos que dañaron la imagen de la Corona.  REUTERS/Eloy Alonso