MUNDIAL-Aficionado chileno cumple sueño en bicicleta para ver a la "Roja"

viernes 27 de junio de 2014 15:48 GYT
 

Por Luis Ampuero

BELO HORIZONTE Brasil (Reuters) - Tres meses pedaleando, miles de kilómetros recorridos, una acusación de hurto y alojamiento gratis ofrecido por gente a la que nunca había visto fueron parte de la odisea de un hincha chileno, quien llegó a Belo Horizonte para estar cerca de su selección pese a que no tiene boletos para los partidos.

Franci Tapia Ganahin, de 47 años, recorrió casi 4.000 kilómetros en bicicleta hasta Brasil para cumplir el sueño de ver a la selección de su país en el Mundial de fútbol.

"Como todo chileno que lleva la Roja en el corazón y amante del deporte, he querido unir el ciclismo y el fútbol", dijo Ganahin a Reuters en la puerta de la concentración de su equipo en Toca da Raposa II, en Belo Horizonte.

Ganahin, un aficionado al ciclismo de montaña y que tiene entre sus hazañas haber escalado el Aconcagua, se despidió el 10 de marzo de sus afectos en la localidad de Hacienda La Calera, en Valparaíso, y llegó a Sao Paulo el 23 de junio.

"Hice un promedio de 65 kilómetros por día y otras veces llegué a pedalear 150 kilómetros corridos e inclusive lo hice de noche", explicó el ciclista, quien no vio empañada su alegría pese a haber llegado a Sao Paulo el mismo día que Chile perdió 2-0 ante Holanda.

En su mochila, además de la bandera de Chile, lleva comida, barras de chocolate, cereales, líquidos y hasta una cocina portátil para calentar el cuerpo con una sopa después de pedalear por caminos sinuosos bajo la lluvia y el frío.

"Hubo muchas tormentas y frío. Las heladas en la provincia (argentina) de Córdoba y el desborde de los ríos a la altura de las regiones brasileñas de Cascavel y Londrina fueron difíciles y peligrosos", recordó.

"Algunos momentos no me preocupaba y ni sabía el día que estaba. Mi única preocupación era pedalear, comer, dormir y volver a pedalear", explicó con naturalidad.   Continuación...

 
En la imagen, el director técnico, Jorge Sampaoli, (al centro)  y la selección chilena de fútbol asisten a una sesión de entrenamiento en Toca da Raposa II en Belo Horizonte. 26 de junio, 2014.  Los sueños, sueños son y de uno depende hacerlos realidad.
Eso pensó Franci Tapia Ganahin, de 47 años, cuando partió de Chile y recorrió casi 4.000 kilómetros en bicicleta hasta Brasil para cumplir el sueño de ver a la selección de fútbol de su país en el Mundial de fútbol. REUTERS/Toru Hanai