Suárez, el "Pistolero" que vio el final de su Mundial por TV

lunes 30 de junio de 2014 11:39 GYT
 

Por Patricia Avila

SALTO Uruguay (Reuters) - Era uno de los candidatos a brillar en el Mundial de Brasil. Pero el uruguayo Luis Suárez acaparó los titulares por morder a un rival, ser expulsado de la Copa y recibir la sanción más extensa que la FIFA ha impuesto en su historia a un futbolista.

Su anticipada despedida fue un golpe mortal para la selección de Uruguay, que sin su presencia para desequilibrar en el campo fue derrotada por Colombia y dijo adiós el sábado al Mundial.

Quienes conocieron al delantero mientras crecía en la pequeña ciudad de Salto, en la frontera noroeste de Uruguay, recuerdan sus ansias por marcar goles y su talento, pero también su enojo cuando no concretaba una jugada como pretendía.

"Ya en ese momento tenía la chispa, era muy inteligente, siempre hacía goles y todos lo seguían", comentó Richard Suárez, que dirigió a la estrella uruguaya cuando llegó a los cuatro años a las categorías infantiles del Deportivo Artigas, un club en Salto donde también jugaba su padre, que era soldado.

"Pero se enojaba cuando no le salían las cosas, si erraba los goles", aseguró el entrenador que tiene el mismo apellido del delantero de 27 años pero no es familiar suyo.

Los uruguayos creen que Suárez es un jugador apasionado y lo apoyaron ante lo que consideraron una sanción excesiva de la FIFA por su mordida al defensor italiano Giorgio Chiellini.

Pero esa no fue la primera vez que el temperamento le jugó una mala pasada al aguerrido goleador del Liverpool FC.

Los raptos explosivos ya le habían costado varias sanciones a nivel internacional. En esta ocasión, la FIFA le impuso una implacable suspensión de nueve partidos con la selección y cuatro meses sin poder pisar un estadio.   Continuación...

 
En la imagen, El delantero de la selección de Uruguay Luis Suárez asiste a una rueda de prensa antes de un entrenamiento en Natal, el 23 de junio de 2014. Era uno de los candidatos a brillar en el Mundial de Brasil. Pero el uruguayo Luis Suárez acaparó los titulares por morder a un rival, ser expulsado de la Copa y recibir la sanción más extensa que la FIFA ha impuesto en su historia a un futbolista. REUTERS/Carlos Barria