Los guantes de Ali en la "pelea del siglo", vendidos por 400.000 dólares

viernes 1 de agosto de 2014 12:58 GYT
 

Por Marice Richter

DALLAS (Reuters) - Los guantes que el gran boxeador Muhammad Ali llevó en su legendaria pelea de 1971 contra Joe Frazier, conocida como la "pelea del siglo", fueron subastados el jueves por casi 400.000 dólares.

Un comprador anónimo se hizo con los guantes por 388.375 dólares en la subasta, realizada por Heritage Auctions en Cleveland. Heritage había subastado unos guantes de Ali que llevó para ganar su primer Campeonato Mundial en 1964 por 836.500 dólares.

La "pelea del siglo", en el neoyorquino Madison Square Garden, fue la primera de las tres entre Ali y Frazier durante la década de 1970.

En 1971, Frazier mantuvo oficialmente su título de campeón mundial de pesos pesados. Ali fue despojado del título que defendía desde 1964 por su negativa a participar en la Guerra de Vietnam.

La pelea del 8 de marzo contra Frazier fue la segunda de Ali después de volver al ring tras una ausencia de 3 años y medio.

Frazier y Ali recibieron 2,5 millones de dólares, una bolsa récord para la época.

Las entradas para la pelea se agotaron un mes antes y no siquiera Frank Sinatra pudo conseguir una. El cantante recibió un pase de prensa y tomó fotografías del ring para la revista Life.

Ali perdió contra Frazier, pero venció en otra pelea en 1974 y en una tercera en 1975.

(Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid)

 
Los guantes del boxeador Muhammad Ali en su pelea de 1971 contra Joe Frazier. Los guantes que el gran boxeador Muhammad Ali llevó en su legendaria pelea de 1971 contra Joe Frazier, conocida como la "pelea del siglo", fueron subastados el jueves por casi 400.000 dólares.  REUTERS/Heritage Auctions/Handout via Reuters Imagen para uso no comercial, ni ventas, ni archivos. Solo para uso editorial. No para su venta en marketing o campañas publicitarias. Esta fotografía fue entregada por un tercero y es distribuida, exactamente como fue recibida por Reuters, como un servicio para clientes.