Película sobre un piloto de "drones" busca iniciar debate, dice director

viernes 5 de septiembre de 2014 13:32 GYT
 

Por Michael Roddy

VENECIA (Reuters) - Ethan Hawke encarna a un piloto de aviones no tripulados, o "drones", cerca de Las Vegas que tiene una crisis emocional cuando mata a objetivos a 11.000 kilómetros de distancia en "Good Kill", una película proyectada en el Festival de Cine de Venecia que busca encender un debate.

"Basada en hechos reales", como dice al inicio, la película dirigida por el neocelandés Andrew Niccol, cuyo filme sobre manipulación genética de 1997 "Gattaca" fue candidato al Oscar, tiene lugar en una base de operaciones de "drones" en 2010.

"Lo que me atrajo del proyecto es la naturaleza esquizofrénica de este conflicto, es un nuevo tipo de guerra", dijo Niccol en una conferencia de prensa tras la proyección de la película.

"Nunca tuvimos antes un tipo de guerra en el que un soldado como el personaje de Ethan Hawke básicamente va a la guerra 12 horas, lucha contra los talibanes y se va a casa con su mujer y sus hijos y está con ellos 12 horas. Eso es lo que me atrajo de la historia", agregó.

El director indicó que los productores de lo que dijo era la primera película de ficción sobre la guerra con "drones" buscaron la cooperación del Departamento de Defensa estadounidense para hacerla, pero le fue negada.

"Espero que provoque muchos pensamientos y discusiones, y como dije, creo que es una historia con moraleja para que pensemos adónde vamos con este programa de 'drones'", agregó.

(Escrito por Mike Roddy. Traducido por Rodrigo de Miguel en la Redacción de Madrid. Editado por Lucila Sigal)

 
El actor Ethan Hawke posa para una fotografía promocional del filme "Good kill" en el Festival de Cine de Venecia, sep 5 2014. Ethan Hawke encarna a un piloto de aviones no tripulados, o "drones", cerca de Las Vegas que tiene una crisis emocional cuando mata a objetivos a 11.000 kilómetros de distancia en "Good Kill", una película proyectada en el Festival de Cine de Venecia que busca encender un debate. REUTERS/Tony Gentile