Fiscalía polaca interroga a Polanski por solicitud de extradición de EEUU

jueves 30 de octubre de 2014 15:15 GYT
 

CRACOVIA (Reuters) - Los fiscales polacos interrogaron el jueves al cineasta Roman Polanski en relación con una solicitud de extradición de Estados Unidos por un delito sexual, pero decidieron no detenerlo.

Polanski planea filmar una película el año próximo en Polonia y sus abogados dijeron que quiere estar seguro de que no corre riesgo de ser detenido, como ocurrió hace cinco años cuando viajó a Suiza.

Sus abogados dijeron que la decisión de los fiscales significa que Polanski, de padres polacos pero que vive en Francia, podrá entrar y salir de Polonia cuando quiera.

"Roman Polanski expresó que en este caso se ponía a disposición de la fiscalía y entregó su lugar de residencia", dijo la fiscalía.

"La fiscalía ha acordado que no es necesario arrestar a Roman Polanski en torno a la posible solicitud para su extradición", agregó.

Polanski, director de clásicos como "Rosemary's Baby" y "Chinatown", está planeando rodar una película en Cracovia, donde pasó parte de su niñez.

El cineasta fue declarado culpable en 1977 de tener relaciones sexuales con la menor de 13 años Samantha Geimer, durante una sesión fotográfica en Los Ángeles, bajo la influencia de drogas y alcohol.

Polanski cumplió 42 días en prisión como parte de un acuerdo de culpabilidad de 90 días en 1977, pero huyó de Estados Unidos al año siguiente tras creer que el juez lo podía condenar a hasta 50 años de cárcel.

En 2009, Polanski fue arrestado en la ciudad suiza de Zurich por una orden judicial estadounidense y colocado bajo arresto domiciliario. Fue liberado al año siguiente después de que las autoridades suizas decidieran no extraditarlo a Estados Unidos.

(Información de Wojciech Zurawski. Traducido por la Mesa de Edición de Santiago de Chile. Editado por Rodrigo de Miguel)

 
El cineasta Roman Polanski en la presentación del musical "Le Bal des Vampires" en París, mar 17 2014. Los fiscales polacos interrogaron el jueves al cineasta Roman Polanski en relación con una solicitud de extradición de Estados Unidos por un delito sexual, pero decidieron no detenerlo.  REUTERS/Jacky Naegelen