ENFOQUE-Los autos clásicos abundan en Cuba, pero los verdaderamente valiosos son difíciles de hallar

viernes 26 de diciembre de 2014 16:58 GYT
 

Por Daniel Trotta

LA HABANA (Reuters) - Luis Abel Bango se pasó siete años en busca de su sueño: Un Chevy Bel Air 1957. Y finalmente lo encontró en el extremo más occidental de Cuba, comprándolo a su dueño original en 7.000 dólares.

"Fui a todas partes buscando lo que quería. A Las Villas, el centro de Cuba. Tuve que ir hasta la punta de Pinar del Río para encontrar éste", dijo Bango.

Aunque la mayoría de los Chevys de 1957 que encontró estaban golpeados y sin piezas originales, el auto de cuatro puertas blanco y negro se había mantenido intacto en manos de su propietario original.

"Casi completo el paquete", dijo Bango en alusión al automóvil.

Se estima que por las carreteras de Cuba ruedan 60.000 coches antiguos llegados antes de la revolución de 1959, pero encontrar uno que tenga valor para los coleccionistas es un reto.

Por cada una de estas joyas antiguas hay miles de autos golpeados y que en general no cuentan con sus piezas originales.

Cuba y Estados Unidos anunciaron la semana pasada el relanzamiento de las relaciones diplomáticas que fueron cortadas hace casi seis décadas.

En el marco del acercamiento bilateral, el presidente Barack Obama planea flexibilizar las sanciones económicas impuestas al Gobierno comunista. En un país de escasez crónica agravada por el embargo comercial, los cubanos mantienen los coches de antes de la revolución y han tenido que improvisar muchas de sus partes y piezas.   Continuación...