Muere a los 83 años Anita Ekberg, la bomba rubia de "La Dolce Vita"

domingo 11 de enero de 2015 13:14 GYT
 

Por Steve Scherer

ROMA (Reuters) - Anita Ekberg, la actriz sueca cuyo insinuante baño en la Fontana di Trevi de Roma en "La Dolce Vita" la convirtió en un ícono del cine, murió el domingo a los 83 años en una clínica cerca de la capital italiana, informó su abogada.

"Tuvo muchos amigos que estuvieron con ella hasta el final", dio Patrizia Ubaldi a Reuters en referencia a Ekberg, quien estuvo enferma por dos años y enfrentó problemas financieros por algún tiempo.

Con un ingreso de jubilación muy bajo, Ekberg "no vivía con lujos en los últimos años, pero estaría mal decir que murió en la pobreza", dijo Ubaldi. Todavía poseía una gran casa de campo en el sur de la capital, agregó.

El funeral de Ekberg se llevará a cabo en Roma la semana próxima. Sus restos serán cremados y sus cenizas enviadas a Suecia, dijo su abogado.

Ekberg, que nació en la ciudad sueca de Malmo en 1931, comenzó su carrera tras ser coronada como Miss Suecia a comienzos de la década de 1950, pero su lanzamiento a la fama vino gracias a su papel de Sylvia, la famosa actriz de "La Dolce Vita", la obra de Federico Fellini sobre la decadente alta sociedad en Roma, en 1961.

La escena en la que Ekberg se pasea dentro de la conocida fuente italiana de Trevi con un vestido de terciopelo negro sin tirantes, en la que grita a Marcelo Mastroianni "¡Marcelo! Ven aquí, date prisa" es una de las más conocidas de la historia del cine.

"Me estaba congelando", dijo Ekberg más tarde a la televisión sueca, al recordar la grabación de la escena. "Pensé que mis piernas se estaban volviendo témpanos. El agua en la fuente viene de las montañas y la película fue filmada en enero", agregó.

Fellini dirigió más tarde a Ekberg en la cinta "Boccaccio '70" en 1962 y en "Intervista" en 1987.   Continuación...

 
En la imagen, la actriz posa junto a un cuadro de su mítica escena en la fuente romana desde la que llamaba a Marcelo Mastroianni, el 21 de junio de 2010 en Estocolmo. Anita Ekberg, la rubia actriz sueca cuyo insinuante baño en la Fontana di Trevi de Roma en "La Dolce Vita" la convirtió en un ícono del cine, murió el domingo a los 83 años en una clínica cerca de la capital italiana, informaron medios locales.
REUTERS/Scanpix/Jonas Ekstroemer