Franceses agotan en minutos primera edición de Charlie Hebdo posterior a mortal ataque

miércoles 14 de enero de 2015 13:00 GYT
 

Por Ingrid Melander y Brian Love

PARÍS (Reuters) - La primera edición de Charlie Hebdo publicada tras los ataques mortales llevados a cabo por yihadistas en París se agotó en minutos en Francia el miércoles, y su portada con el profeta Mahoma llorando fue elogiada como un trabajo emotivo pero también criticada como una nueva provocación.

Los franceses hicieron fila al amanecer para comprar las copias en una muestra de apoyo al semanario satírico y pese a que la rama de al Qaeda en Yemen se adjudicó la responsabilidad del ataque, diciendo que ordenó los asesinatos porque consideraba que la publicación había insultado a Mahoma.

En Oriente Medio, líderes musulmanes que denunciaron el ataque contra el semanario, que dejó 12 personas muertas entre ellas periodistas, caricaturistas y policías, instaron a la calma, aunque criticaron la decisión de publicar una nueva caricatura del Profeta.

El semanario lanzó una tirada de hasta tres millones de copias para lo que se ha llamado la "edición de los supervivientes", muy por encima de los 60.000 ejemplares que se imprimían en ediciones anteriores.

La portada de la nueva edición muestra una caricatura de un Mahoma lloroso sosteniendo un cartel con la leyenda "Je suis Charlie" (Yo soy Charlie) debajo del titular: "Tout est pardonné" (Todo está perdonado).

Dentro, el semanario desplegó su irreverente humor habitual. Una caricatura muestra a yihadistas diciendo: "No deberíamos tocar a la gente de Charlie (...) de lo contrario parecerán mártires y, cuando lleguen al Paraíso, estos bastardos nos robarán nuestras vírgenes".

"Lo que nos hace reír más es que las campanas de Notre-Dame sonaron en nuestro honor", dice un editorial en el semanario, que surgió del movimiento político de 1968 y se ha burlado de todas las religiones y los pilares de la sociedad.

David Sullo, parado al final de una fila de más de 20 personas en un quiosco del centro de parís, dijo que era la primera vez que compraba el semanario.   Continuación...

 
ATENCIÓN EDITORES, ESTA IMAGEN PUEDE RESULTAR OFENSIVA.  
Un hombre sujeta la nueva edición de Charlie Hebdo frente a un kiosko en París, 14 enero, 2015.  La primera edición de Charlie Hebdo publicada tras los ataques mortales llevados a cabo por yihadistas en París se agotó en cuestión de minutos en muchos quioscos en toda Francia el miércoles, con colas para comprar copias y apoyar al semanario satírico. REUTERS/Stephane Mahe