Director de fotografía ganador del Oscar, intimidado por una toma larga en "Birdman"

viernes 13 de febrero de 2015 14:07 GYT
 

Por Mary Milliken

LOS ÁNGELES (Reuters) - El director de fotografía mexicano Emmanuel Lubezki estaba terminando la compleja filmación de "Gravity" cuando el cineasta Alejandro González Iñárritu se le acercó con una intimidante propuesta: rodar "Birdman" de una manera que la película pareciera ser una toma continua.

En una entrevista con Reuters, Lubezki dijo que lo primero que pensó fue: "'Espero no tener que hacer esto' porque era un reto tan grande y no quería que estuviera llena de efectos".

Conocido popularmente como "Chivo", Lubezki es uno de los favoritos para ganar el Oscar el 22 de febrero, un año después de llevarse su primer premio de la Academia por el thriller "Gravity".

"Birdman" también compite por el Oscar a mejor película.

Lubezki, de 50 años y siete veces nominado al Oscar, tiene lo que González Iñárritu describe como "un talento hermoso y gusto exquisito" y juntos han creado un "proceso genial". Están trabajando en su segunda película.

Cuando González Iñárritu ganó el premio del Sindicato de Directores el fin de semana pasado, bromeó con el director de "Gravity" y compatriota Alfonso Cuarón sobre su "arma secreta compartida".

Aún así, Lubezki le da a González Iñárritu el crédito por la idea de la toma larga sin cortes: desde el principio el director quería meter de lleno a la audiencia en Riggan Thomson, interpretado por Michael Keaton, y el colapso de su vida como el actor, antiguo superhéroe, que intenta volver al mundo del espectáculo con su propia obra de teatro en Broadway.

"Él quería que esta toma única no fuera por completo objetiva, así que eso lo hizo muy difícil", dijo Lubezki. "La toma a veces es muy subjetiva, uno siente lo que él está sintiendo y ve lo que él está viendo, y luego vuelve a mostrar el ambiente", explicó.   Continuación...

 
El director de fotografía Emmanuel Lubezki posa con su primer premio de la Academia por el thriller "Gravity" en Hollywood, California. Imagen de archivo, 2 marzo, 2014. Lubezki estaba terminando la compleja filmación de "Gravity" cuando el cineasta Alejandro González Iñárritu se le acercó con una intimidante propuesta: rodar "Birdman" de una manera que la película pareciera ser una toma continua. REUTERS/ Mario Anzuoni