"Cincuenta sombras de Grey", un fenómeno global demasiado atrevido para algunos países

viernes 13 de febrero de 2015 18:53 GYT
 

Por Lisa Richwine

LOS ANGELES (Reuters) - La novela "Cincuenta sombras de Grey" es un fenómeno global, pero sus admiradores en China y en algunos países más no podrán ver su versión cinematográfica en las salas locales, aún cuando las escenas sexuales han vuelto famoso al texto han sido suavizadas para la pantalla grande.

La adaptación cinematográfica fue estrenada esta semana en 57 mercados internacionales, incluida Francia, donde fue declarada apta para mayores de 12 años.

La película cuenta la historia de una relación con una alta carga sexual entre un empresario adinerado y una estudiante universitaria e incluye escenas que muestran azotes y sometimiento.

Universal Pictures, la filial de Comcast Corp a cargo de la distribución del filme, no busca estrenar la película en las salas de China -el segundo más grande mercado cinematográfico a nivel mundial-, según una fuente que conoce los planes del estudio y habló bajo condición de anonimato.

Las películas con sexo explícito generalmente no logran sortear la censura en China.

Tres países que suelen objetar contenidos sexuales -Malasia, Indonesia y Kenia- han prohibido la exhibición de "Cincuenta sombras de Grey" en los cines.

En Malasia, el jefe de la junta de censura cinematográfica dijo que era "más pornografía que una película", según la publicación Variety de Hollywood. El distribuidor en Indonesia dijo que el filme no cumplía con los criterios de los censores del país.

Las autoridades de Kenia no dieron razones para la prohibición, pero tienen antecedentes de censurar películas con contenido sexual explícito. El país no permitió el estreno del éxito del 2013 "The Wolf of Wall Street" porque contenía escenas de sexo y consumo de drogas.   Continuación...

 
El director de "50 sombras de Grey" posa junto a actores de la película en su premiere en Londres, 12 febrero, 2015. La novela "Cincuenta sombras de Grey" es un fenómeno global, pero sus admiradores en China y en algunos países más no podrán ver su versión cinematográfica en las salas locales, aún cuando las escenas sexuales han vuelto famoso al texto han sido suavizadas para la pantalla grande. REUTERS/Paul Hackett