"Asesinato en Crufts", acusación de envenenamiento sacude mayor concurso canino del mundo

lunes 9 de marzo de 2015 13:14 GYT
 

Por Karolin Schaps

LONDRES (Reuters) - El mayor concurso canino del mundo quedó sumido en un misterio digno de una novela de Agatha Christie cuando un setter irlandés murió y su dueña dijo que fue alimentado con carne envenenada.

La muerte de Jagger, un cachorro de tres años, sacudió al concurso Crufts en Gran Bretaña, que se realiza anualmente desde la época de la reina Victoria, y turbó un mundo que algunos temen se haya vuelto demasiado competitivo.

Dee Milligan-Bott, copropietaria de Jagger cuyo pedigrí era Thendara Satisfaction, dijo que una autopsia concluyó que el perro había comido un filete con varios tipos de veneno que le causaron una dolorosa muerte a su regreso a Bélgica.

Instó a sus colegas criadores a rastrear al envenenador.

"Les pido que se unan para hallar a quien hizo esto", dijo Milligan-Bott, una experimentada criadora de setter irlandeses y sabuesos afganos que fue la presidenta del concurso, a periodistas en su casa de Inglaterra.

Aunque dijo que la autopsia mostró que el envenenamiento debe de haber ocurrido en Crufts, no quiso culpar a los rivales.

"Realmente no quiero que nuestros concursos caninos, los lugares para los que trabajamos tan duro para llegar, se conviertan en terreno de acusaciones y sospechas", afirmó.

"Por ello necesito que todos ustedes sepan que no podemos y no pensaremos que esto fue un acto cometido por otro concursante. Si pensáramos que sí, no podríamos continuar", agregó.   Continuación...

 
Dee Milligan-Bott en una rueda de prensa en Kilby, Inglaterra, mar 9 2015. El mayor concurso canino del mundo quedó sumido en un misterio digno de una novela de Agatha Christie cuando un setter irlandés murió y su dueña dijo que fue alimentado con carne envenenada. REUTERS/Stringer