Desgarradora "Son of Saul" lleva campo de concentración nazi a Cannes

lunes 18 de mayo de 2015 10:57 GYT
 

Por Michael Roddy

CANNES, Francia, 15 mayo (Reuters) - El director húngaro Laszlo Nemes agitó el festival de cine de Cannes con su desgarradora película "Son of Saul", en la que muestra el trabajo de los "sonderkommando" judíos que eran obligados a hacer el trabajo sucio de los nazis en los campos de concentración.

En una película por momentos demasiado intensa, Nemes y su elenco muestran a las unidades "sonderkommando" compuestas por judíos que eran usadas por los nazis para convencer a los prisioneros recién llegados a Auschwitz a desvestirse y entrar en las cámaras de gas, con el pretexto de que debían moverse rápido o se les enfriaría la sopa.

Los sonderkommando debían limpiar las cámaras después de cada uso y llevar los cuerpos, a los que los nazis se referían como "piezas", a los hornos para que fueran cremados.

La película muestra a los trabajadores llenando hornos con carbón y tirando las cenizas a un río, como parte de los esfuerzos de los nazis para ocultar sus crímenes.

Nemes, de 38 años y cuya primera película recibió la inusual distinción de ser considerada para la competencia por la codiciada Palma de Oro del festival, dijo que se inspiró para hacer "Son of Saul" en el descubrimiento tras la guerra de que los trabajadores judíos habían escondido en lugares secretos alrededor de Auschwitz descripciones escritas de lo que habían sido obligados a hacer.

"Estaban mejor alimentados pero sabían que al final serían exterminados", dijo Nemes en una conferencia de prensa el viernes. "Quería hacer una película sobre esta horrible experiencia de una manera diferente", agregó.

Otra película proyectada el viernes en Cannes fue "Lobster", una historia del cineasta griego Yorgos Lanthimos en la que la sociedad ha decretado que las personas solteras o aquellos que perdieron a su pareja deben encontrar a alguien en un "juego de citas" en un hotel o de lo contrario serán convertidos en un animal.

El irlandés Colin Farrell interpreta a un arquitecto cuya esposa lo abandonó. A su llegada al hotel decide que si no encuentra una pareja en el plazo de 45 días, se convertirá en una langosta, porque viven 100 años y tienen, como la realeza, sangre azul.   Continuación...

 
La guionista Clara Royer junto al director del filme, Laszlo Nemes, a su llegada al festival de Cannes, el 15 de mayo de 2015, en Cannes. El director húngaro Laszlo Nemes agitó el festival de cine de Cannes con su desgarradora película "Son of Saul", en la que muestra el trabajo de los "sonderkommando" judíos que eran obligados a hacer el trabajo sucio de los nazis en los campos de concentración. REUTERS/Benoit Tessier