Afamado programa musical venezolano empieza a captar niños, incluso antes de nacer

lunes 13 de octubre de 2014 12:37 GYT
 

Por Diego Oré

CARACAS (Reuters) - Cuando Adán Bello nació, apenas lloró. Segundos después y con los ojos bien abiertos, empezó a seguir la melodía de un dúo de arpistas que tocaba "Canción de cuna" de Brahms en un hospital público en Venezuela.

A sólo minutos de nacer, Bello, el primogénito de una joven de escasos recursos, recibió un diploma que lo acredita como miembro de "El Sistema", el aclamado programa musical venezolano que adiestró 2,5 millones de niños y jóvenes desde 1975, entre ellos, al director de orquesta Gustavo Dudamel.

La inclusión de Bello forma parte del más reciente de los nueve proyectos de "El Sistema", que busca captar bebés, incluso desde el vientre, para empaparlos con música clásica y arrancarlos de la pobreza y delincuencia en Venezuela, considerado por Naciones Unidas como el segundo país más violento del mundo.

"Un niño que agarra un instrumento musical es un niño que jamás empuñará un arma", dijo a Reuters Leonardo Méndez, coordinador del programa "Nuevos integrantes" que ha captado 1.500 niños en Caracas, la capital del país, desde su arranque a fines del 2012.

El Sistema admitía a niños a partir de los cinco años, pero desde el estreno del programa cientos de niños más pequeños acuden, una vez al mes, a su moderno edificio del centro de Caracas, para recibir lecciones de canto, iniciación musical con instrumentos hechos de papel y conciertos gratuitos.

Y no contento con llegar sólo a los más pequeños, un grupo de músicos de "El Sistema" acude a hospitales públicos, como donde nació Bello, para tocarle música clásica a las madres a punto de dar a luz y hasta en el preciso instante del parto.

Méndez cuenta que en las últimas semanas varios músicos y educadores de otros países llegaron a Venezuela buscando inspiración para replicar "Nuevos integrantes" en sus tierras.

  Continuación...

 
La terapeuta Fátima Fernández trabaja junto a una mujer embarazada en una clase de gimnasia acompañada de música clásica en "El Sistema" en Caracas, sep 27 2014. Cuando Adán Bello nació, apenas lloró. Segundos después y con los ojos bien abiertos, empezó a seguir la melodía de un dúo de arpistas que tocaba "Canción de cuna" de Brahms en un hospital público en Venezuela. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins