Rolling Stones entran en batalla legal con aseguradora por cancelación de conciertos

martes 11 de noviembre de 2014 15:58 GYT
 

NUEVA YORK (Reuters) - La legendaria banda de rock The Rolling Stones está inmersa en una batalla legal con una compañía aseguradora por valor de 12,7 millones de dólares, debido a los conciertos cancelados en Australia y Nueva Zelanda tras la muerte en marzo de la novia de Mick Jagger, la diseñadora L'Wren Scott.

Una jueza estadounidense dio permiso a la aseguradora, que rechazó el reclamo del grupo de rock, para que investiguen la salud mental de Scott, que se suicidó el 17 de marzo en su exclusivo departamento de Nueva York, con 49 años.

La juez Brooke C. Wells de Utah dictaminó el mes pasado que la compañía de seguros puede preguntar a Randall Bambrough, hermano de Scott, sobre su historia médica y mental.

La banda firmó una póliza de seguros por valor de 23,9 millones de dólares antes de su gira por Asia y Australia a principios de 2014.

Cubría la cancelación de los espectáculos en caso de fallecimiento de familiares o de otras personas listadas en la póliza, entre las que se incluía Scott.

El grupo canceló la gira por Australia y Nueva Zelanda tras su muerte. La aseguradora argumenta que rechazaron el reclamo porque la muerte de Scott fue intencional, y no un hecho repentino e impredecible.

"La muerte de la señora Scott se debió, fue imputable a, o acelerada por, una condición en la cual tuvo que haber recibido atención médica", indicó la compañía según el acta del juzgado.

The Rolling Stones denunció a la aseguradora en Londres, mientras la empresa afirma que el testimonio del hermano de Scott, Randall Bambrough, sobre su historial médico y mental puede ser importante en el litigio.

No hubo ningún comentario inmediato por parte de representantes de la banda.   Continuación...

 
El grupo The Rolling Stones en su concierto "14 on Fire" en Madrid, jun 25 2014. La legendaria banda de rock The Rolling Stones está inmersa en una batalla legal con una compañía aseguradora por valor de 12,7 millones de dólares, debido a los conciertos cancelados en Australia y Nueva Zelanda tras la muerte en marzo de la novia de Mick Jagger, la diseñadora L'Wren Scott.  REUTERS/Juan Medina