Jornada decisiva para sonda Philae sobre superficie de cometa tras falla en aterrizaje

viernes 14 de noviembre de 2014 09:33 GYT
 

BERLÍN (Reuters) - Científicos de la Agencia Espacial Europea (ESA) deben decidir el viernes si intentarán un arriesgado procedimiento de perforación para que una sonda de exploración analice muestras de la superficie de un cometa antes de que se agoten sus baterías.

La sonda Philae, lanzada por la nave espacial Rosetta el miércoles tras un viaje de 10 años y a 500 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, se alejó de su sitio planeado de aterrizaje después de que fallaron los arpones diseñados para sujetarla a la superficie.

Philae ahora descansa precariamente sobre dos de sus tres patas en la sombra de un abismo en el cometa.

La falta de luz significa que la sonda no obtendrá energía suficiente para operar sus paneles solares, como se esperaba, una vez que se agoten sus baterías el viernes.

El equipo de la ESA tampoco está seguro sobre su posición exacta, lo que dificulta hacer "saltar" a Philae a una mejor posición usando su tren de aterrizaje.

La sonda de 100 kilos pero virtualmente sin peso sobre el cometa tenía previsto realizar una perforación en la superficie del cuerpo celeste luego de aterrizar, pero su posición inestable significa que existe un riesgo de que pueda rebotar y alejarse cuando despliegue el taladro.

Pero como las baterías están a punto de agotarse, los científicos en el centro de operaciones de la ESA en Darmstadt, Alemania, dijeron el viernes a la BBC que era el momento de arriesgarse más con la sonda.

Pese a los contratiempos en el aterrizaje, la misión de 10 años de Rosetta registró muchos logros, incluyendo la primera vez que una nave espacial siguió a un cometa en vez de sólo pasar cerca de uno y la primera vez que una sonda realizó un aterrizaje en uno.

Los cometas son de interés para los científicos porque son los remanentes de la formación de nuestro sistema solar, hace más de 4.600 millones de años.   Continuación...

 
Una imagen entregada por la Agencia Espacial Europea de la sonda Philae después de haber aterrizado en un cometa, 13 noviembre, 2014. Científicos de la Agencia Espacial Europea (ESA) deben decidir el viernes si intentarán un arriesgado procedimiento de perforación para que una sonda de exploración analice muestras de la superficie de un cometa antes de que se agoten sus baterías. REUTERS/ESA/Rosetta/Philae/CIVA/Handout via Reuters