Misterio por tumba de época de Alejandro Magno cautiva a los griegos

miércoles 26 de noviembre de 2014 11:25 GYT
 

Por Renee Maltezou y Deepa Babington

ATENAS (Reuters) - La arqueóloga griega Katerina Peristeri cavó en la oscuridad durante años antes de desenterrar una tumba de mármol de la época de Alejandro Magno, un hallazgo que le dio fama instantánea.

En un país con uno de los patrimonios culturales más ricos del mundo, los arqueólogos raramente reciben mucha atención pública. Sin embargo, Peristeri se ha convertido en el rostro de la cripta de Anfípolis, un sepulcro de 2.300 años debajo de las arenosas colinas del norte de Grecia.

"Soy solo una arqueóloga, haciendo mi trabajo", dijo durante una de las ceremonias de los premios que recibió en los últimos meses.

La tumba podría ser el lugar de entierro de la esposa de Alejandro, Roxana, su madre Olimpia, o uno de sus generales, según las diferentes teorías. Pero la especulación no es lo único que alimenta la popularidad de Peristeri.

Tras seis años de crisis económica y política y un humillante rescate financiero internacional, los griegos están ansiosos por héroes y el Gobierno del primer ministro Antonis Samaras quiere algunas buenas noticias.

"Revive la esperanza de los griegos de que pese a sus grandes problemas por sobrevivir hay un 'santo grial' que los reconectará con un período de gloria y poder", dijo Christos Kechagias, un sociólogo que enseña en la Universidad de Atenas. "En tiempos de crisis, la gente tienen la posibilidad de redefinir su identidad", agregó.

El popular programa de televisión "Anatropi", normalmente de carácter político, dedicó en dos ocasiones sus dos horas completas a la excavación.

En su portada, el tabloide Espresso insinuó que la identidad del misterioso residente de la tumba podría adivinarse con métodos tomados de las novelas de Dan Brown. La respuesta, dijo, yace en una pintura del renacentista Giovanni Antonio Bazzi que muestra la boda de Alejandro.   Continuación...

 
El monte Kasta en Anfípolis, Grecia, nov 22 2014. La arqueóloga griega Katerina Peristeri cavó en la oscuridad durante años antes de desenterrar una tumba de mármol de la época de Alejandro Magno, un hallazgo que le dio fama instantánea.   REUTERS/Alexandros Avramidis