OBITUARIO-Chespirito, un fenómeno de la televisión que surgió "sin querer queriendo"

viernes 28 de noviembre de 2014 18:05 GYT
 

Por Anahí Rama

MÉXICO DF (Reuters) - El cómico mexicano Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, no soñaba con alcanzar la fama. Todo ocurrió, como decía su archifamoso personaje de El Chavo del 8, "sin querer queriendo".

A fines de la década de 1960, cuando trabajaba como guionista de un canal de televisión, faltó un actor y tuvo que pararse delante de la cámara. Fue un viaje sin retorno.

Cuando puso un pie en el mundo del espectáculo, Gómez Bolaños probablemente nunca imaginó que su destino sería divertir a varias generaciones de latinoamericanos con personajes como "El Chavo del 8" y "El Chapulín Colorado".

Chespirito murió el viernes a los 85 años en el balneario mexicano de Cancún, dejando huérfanos a millones de admiradores desde Ciudad de México y Sao Paulo hasta Luanda.

En un fenómeno completamente inusual en la televisión, las comedias descoloridas y granuladas protagonizadas por Gómez Bolaños en la década de 1970 sobrevivieron más de 40 años y continúan siendo retransmitidas en América Latina.

"Llegaban las ocho (de la noche) y mi papá nos hablaba a mí y mis hermanos para ver la tele (...), nos sentábamos en el sillón y lo veíamos todos juntos", dijo el viernes Rafael García, un limpiabotas de 42 años que asegura que su hijo de 18 años sigue viendo las repeticiones del programa.

Las historias de El Chavo, un niño huérfano de una típica vecindad mexicana, y El Chapulín, un antihéroe miedoso disfrazado de insecto, son un fenómeno transcultural. En Brasil, donde lo rebautizaron "Chaves", fue hasta hace poco uno de los programas de mayor audiencia y llegó a colarse hasta en las pantallas de lugares tan remotos como Rusia o Angola.

"Quizá mi mérito fue atinar, sin intentarlo, a abordar un ambiente que existe en todo el mundo", reflexionó Gómez Bolaños sobre el éxito del Chavo, en una entrevista con Reuters.   Continuación...

 
Imagen de archivo del comediante Roberto Gómez Bolaños junto a un niño disfrazado como "El Chavo del 8" en la XX Feria del Libro de Bogotá, abr 29 2007.  El cómico mexicano Roberto Gómez Bolaños, Chespirito, no soñaba con alcanzar la fama. Todo ocurrió, como decía su archifamoso personaje de El Chavo del 8, "sin querer queriendo".    REUTERS/Jose Miguel Gomez