Australia cruza dedos ante inspección de la UNESCO a la Gran Barrera de Coral

martes 30 de junio de 2015 09:54 GYT
 

Por David Gray

LADY ELLIOT ISLAND, Australia (Reuters) - Con el sol australiano iluminando las aguas cristalinas de la "Great Barrier Reef" (Gran Barrera de Coral), los delegados del programa Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO hicieron esnórquel durante horas rodeados de mantarrayas, delfines y tiburones de arrecife.

Su misión era comprobar la salud del ecosistema más grande del mundo compuesto por miles de arrecifes y corales multicolores que se extienden sobre una extensión de 2.000 kilómetros de la costa nororiental de Australia y que aportan cada año miles de millones de dólares al sector turístico.

Parte del coral ha sufrido graves daños y algunas especies de animales, incluyendo dugones y grandes tortugas verdes, están en peligro de extinción.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) anunciará el miércoles si incluirá el arrecife coral en la lista del Patrimonio Mundial en peligro de extinción, una decisión que el Gobierno australiano quiere evitar cueste lo que cueste.

Tal clasificación podría conllevar restricciones para el transporte marítimo y la ampliación de puertos, lo que afectaría a su vez el negocio de materias primas y energía en Australia.

Los ministros australianos han hecho lobby en el extranjero, mientras que los delegados se sumergían en las áreas menos dañadas del arrecife de coral tras una advertencia lanzada por la organización perteneciente a la ONU de que podría incluirse en su lista negra.

Peter Gash, el director gerente del complejo ecológico Lady Elliot Island en el extremo sur del arrecife, espera que el Gobierno cumpla con su misión.

"No me quedan dudas de que los delegados de la UNESCO tenían la percepción de que la barrera de coral estaba muerta. Pero no es el caso en absoluto", dijo Gash a Reuters.   Continuación...

 
Un turista en un área denominado "Coral Gardens" en Lady Elliot Island, en Queensland, Australia, el 10 de junio de 2015. Con el sol australiano iluminando las aguas cristalinas de la "Great Barrier Reef" (Gran Barrera de Coral), los delegados del programa Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO hicieron esnórquel durante horas rodeados de mantarrayas, delfines y tiburones de arrecife. REUTERS/David Gray