Un multitud se congrega para el bautizo de la princesa Carlota de Inglaterra

domingo 5 de julio de 2015 13:51 GYT
 

LONDRES (Reuters) - La princesa británica Carlota, hija del príncipe Guillermo y su esposa Catalina, fue bautizada el domingo en medio de una multitud que se congregó para presenciar la primera aparición pública de la familia real desde el nacimiento de la pequeña en mayo.

La ceremonia se llevó a cabo en la iglesia de St Mary Magdalene en el condado de Sandringham, en el este de Inglaterra, donde los duques de Cambridge tienen una casa de campo.

Las imágenes de televisión mostraron al público saludando y tomando fotografías en momentos en que Guillermo y Catalina salían de la iglesia con el nuevo miembro de la familia real, que ocupa el cuarto lugar en la línea de sucesión al trono británico.

El nombre completo de la princesa, Carlota Isabel Diana, es un homenaje a su abuela, la fallecida princesa Diana, y a su bisabuela, la reina Isabel II.

Carlota abandonó la iglesia en un coche negro empujado por su madre Catalina, mientras que el otro hijo de la pareja real, Jorge de 1 año de edad, que usaba pantalones cortos rojos y una camisa blanca bordada, caminaba de la mano de su padre Guillermo.

La oficina del príncipe Guillermo dijo que la pareja había elegido a cinco amigos y familiares para ser los padrinos de Carlota.

El bautizo fue celebrado por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, jefe espiritual de la iglesia Anglicana, que también celebró el del hermano mayor de Carlota, el príncipe Jorge.

La princesa usó el traje de bautizo que utilizó su hermano Jorge. El traje es una réplica del que se usa en la familia real desde 1841.

(Reporte de William James. Traducido por Redacción de Madrid. Editado en español por María Cecilia Mora en la Mesa de Santiago.)

 
En la imagen, la iglesia de Santa María Magdalena en Sandringham, Norfolk, Reino Unido, donde se bautizó a la princesa en una fotografía tomada el 4 de julio de 2015.  La princesa británica Carlota, hija del príncipe Guillermo y su esposa Catalina, será bautizada el domingo en la primera aparición pública de la familia desde su nacimiento en mayo. REUTERS/Joe Giddens/Pool