Bradley Cooper aplaude críticas de Jennifer Lawrence contra brecha salarial en Hollywood

jueves 15 de octubre de 2015 10:24 GYT
 

Por Piya Sinha-Roy

LOS ANGELES (Reuters) - El actor Bradley Cooper aplaudió el miércoles a la actriz Jennifer Lawrence por sus denuncias contra las diferencias salariales entre hombres y mujeres en Hollywood y dijo que es hora de comenzar a corregir el problema.

Cooper, quien habló con Reuters en un evento para promover su más reciente filme "Burnt", dijo que es "fantástico" que Lawrence haya asumido la causa y que su popularidad le da una gran "plataforma".

"¿Escucharía la gente si lo dijera otra mujer?", preguntó.

Lawrence ganó un Oscar por "Silver Linings Playbook" y fue reconocida como la actriz mejor pagada del mundo el año pasado por la revista Forbes, con ganancias estimadas en 52 millones de dólares.

Ella lanzó su ataque contra la brecha salarial el martes en un ensayo titulado "Porque gano menos que mis coprotagonistas", que fue publicado en el boletín "Lenny" de Lena Dunham.

En el pasado, Lawrence dijo que se había preocupado de que la consideraran como una joven malcriada a la hora de negociar acuerdos para participar en películas.

Eso cambió después de que descubrió, a través de los correos electrónicos de Sony Pictures que fueron filtrados el año pasado, que recibió millones de dólares menos que los tres protagonistas masculinos de "American Hustle", película que filmó en el 2013 junto a Cooper, Christian Bale y Jeremy Renner.

"Me enfadé conmigo misma. Fracasé como negociadora porque cedí muy pronto", dijo Lawrence.   Continuación...

 
El actor Bradley Cooper, junto a la actriz Jenifer Lawrence, durante una conferencia de prensa para promocionar la película "El lado bueno de las cosas", en el Festival Internacional de Cine de Toronto, 9 de septiembre de 2012. El actor Bradley Cooper aplaudió el miércoles a la actriz Jennifer Lawrence por sus denuncias contra las diferencias salariales entre hombres y mujeres en Hollywood y dijo que es hora de comenzar a corregir el problema. REUTERS/Fred Thornhill