YouTube refuerza nueva aplicación para música sumando catálogo de video

jueves 12 de noviembre de 2015 14:31 GYT
 

Por Deborah M. Todd

SAN FRANCISCO (Reuters) - El nuevo servicio de música por streaming de YouTube pretende usar la gigantesca colección de videos del sitio web para enterrar a su competencia con contenido.

Alphabet Inc lanzó el miércoles la aplicación YouTube Music Mobile, menos de un mes después de introducir YouTube Red, un servicio que por 9,99 dólares mensuales provee acceso sin publicidad a todos los servicios de YouTube.

La iniciativa enfrenta a la biblioteca digital de video contra servicios establecidos de streaming, en una batalla que los ejecutivos de YouTube dicen que están en posición de ganar.

Spotify lidera el mercado, con alrededor de 20 millones de suscriptores de pago en junio, seguido por Apple Music, que debutó en junio y reportó 6,5 millones de suscriptores de pago en octubre.

La aplicación de YouTube es gratis para todos los usuarios, pero sólo las cuentas Red de YouTube pueden acceder a todas sus opciones.

Con o sin las cuentas Red, los clientes pueden personalizar las estaciones de acuerdo a canciones, géneros, artistas y títulos. Pueden encontrar la colección completa de álbumes de un artista y ver asuntos relacionados, desde actuaciones en vivo a versiones de aficionados.

Los artistas de YouTube también obtienen una tajada del negocio a través de un porcentaje de los suscriptores de cuentas Red. YouTube no dio detalles, pero dijo que la mayor parte de los ingresos es pagada a los socios.

Para evitar desviar a usuarios de la tienda de música Play de Google, los suscriptores de cuentas Red de YouTube o Google Play puede acceder a cualquiera de los dos sitios.   Continuación...

 
El nuevo servicio de música por streaming de YouTube pretende usar la gigantesca colección de videos del sitio web para enterrar a su competencia con contenido.  En la imagen, YouTube desvela su nuevo servicio de suscripción de pago en el YouTube Space LA de Playa Del Rey, Los Ángeles, California, EEUU. 21 octubre 2015. REUTERS/Lucy Nicholson/Files