Silla usada por escritora J.K. Rowling será subastada en Nueva York

martes 5 de abril de 2016 12:35 GYT
 

NUEVA YORK (Reuters) - Una silla de madera que usó la autora J.K. Rowling mientras escribía los dos primeros libros de la saga de "Harry Potter" se venderá en una subasta en Nueva York y alcanzaría un precio de decenas de miles de dólares.

La silla de roble, pintada a mano y firmada por la escritora, se vende con una carta que fue enviada a través del "correo por lechuza", en la que Rowling describe la historia del asiento.

"La recibió junto a otras sillas y ésta era la más cómoda", dijo James Gannon, director de libros poco comunes de la casa de subastas Heritage Auctions, a Reuters. "Ella dice en su carta que la colocó frente a su máquina de escribir y ahí se quedó", agregó.

"Harry Potter y la Piedra Filosofal", de 1997, fue el primero de una serie se siete populares libros sobre un niño mago. "Harry Potter y la Cámara Secreta" le siguió un año después.

Según el sitio de la casa de subastas, las ofertas actualmente son de 65.000 dólares. Gannon dijo que la silla no es un objeto de valor pero su asociación literaria la valoraba más.

"Ella dijo en un momento que era una silla que uno la compraría en una tienda de cachivaches", comentó Gannon. "Pero es realmente el hecho de que se tomó el tiempo de decorarla y de que escribió los libros sentada en esa silla lo que es importante", agregó.

La silla fue vendida en una subasta en el 2009, con un precio de unos 29.000 dólares, según la casa de remates. La subasta se realizará el miércoles en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York y a través de Internet.

(Reporte de Alicia Powell en Nueva York; escrito por Marie-Louise Gumuchian en Londres, Editado en español por Patricia Avila)

 
Una silla de madera que usó la autora J.K. Rowling mientras escribía los dos primeros libros de la saga de "Harry Potter" en la vidriera de la casa de subastas Heritage en Nueva York, abr 4, 2016. La silla se venderá en una subasta en Nueva York y alcanzaría un precio de decenas de miles de dólares.
  REUTERS/Lucas Jackson