Pobladores prehistóricos de Sudamérica vivieron como "especies invasivas"

miércoles 6 de abril de 2016 17:44 GYT
 

Por Will Dunham

WASHINGTON (Reuters) - Cuando los primeros pobladores prehistóricos cruzaron a América del Sur a fines de la Era del Hielo, hallaron un continente exuberante habitado por toda clase de criaturas extrañas como perezosos terrestres gigantes y armadillos del tamaño de automóviles.

Pero estos cazadores y recolectores se comportaron como "especies invasivas", con su población aumentando y colapsando a medida que implacablemente consumían los recursos naturales. Solo mucho después la población logró manejar su crecimiento exponencial luego de formar asentamientos fijos con cultivos y animales domesticados.

Estos son los hallazgos de un estudio divulgado el miércoles en la publicación especializada Nature. Los investigadores identificaron dos fases de colonización distintas: la primera hace unos 14.000 a 5.500 años, cuando la población era de unas 300.000 personas y la segunda entre 5.500 y 2.000 años atrás, cuando la población llegaba a un millón.

Los investigadores reconstruyeron la historia del crecimiento de la población humana en América del Sur usando el método de datación de carbono en 1.147 sitios arqueológicos.

La primera fase de colonización en América del Sur coincidió con la extinción de muchos animales grandes como los familiares de los elefantes, los felinos dientes de sable, los perezosos terrestres, los armadillos y enormes aves no voladoras.

Durante este período, la población humana pasó por "ciclos de auge y colapso" a medida que se acababan las plantas locales y los recursos animales, dijo la antropóloga de Stanford Amy Goldberg. Algunos, en particular en ciertas regiones andinas, comenzaron a domesticar animales y cultivar calabazas y pimientos, entre otros. Pero la mayoría continuó siendo nómade.

Hace unos 5.000 años, los pobladores formaron sociedades estables, comenzando 3.000 años de crecimiento exponencial cuando la población del continente casi se triplicó, dijo Goldberg.

"Hallamos que son las poblaciones grandes, no solo fuentes de alimento estables, lo que permite a los humanos 'conquistar' su ambiente y desarrollarse sin límites", dijo Goldberg. "La mayoría vivió en lo que actualmente es Perú, Ecuador, y el norte de Chile, así como en una población más pequeña pero importante de cazadores y recolectores en la Patagonia", explicó.

(Reporte de Will Dunham, editado en español por Patricia Avila)