Silla en la que J.K. Rowling escribió "Harry Potter" se vende en subasta por 394.000 dlrs

jueves 7 de abril de 2016 12:35 GYT
 

NUEVA YORK (Reuters) - Una silla de madera usada por J.K. Rowling mientras escribía los dos primeros libros de la saga de "Harry Potter" fue vendida por 394.000 dólares en una subasta en Nueva York, más de ocho veces su precio inicial en el remate.

La silla, en la que la escritora británica pintó las palabras "Escribí Harry Potter sentada en esta silla", era parte de un juego de comedor que Rowling recibió cuando era una madre soltera intentando ganarse la vida en Escocia.

Fue puesta a la venta por el empresario Gerald Gray, quien la compró en el 2009, y subastada en Nueva York el miércoles por Heritage Auctions, que dijo que el ganador del remate quería permanecer anónimo.

Los siete libros sobre un niño mago y sus amigos se convirtieron en un fenómeno mundial con más de 450 millones de copias vendidas en todo el mundo. También se hicieron ocho exitosas películas y parques de atracciones en Florida y California basados en la saga.

Pocos años después de la publicación en el 2000 de "Harry Potter y el Cáliz de Fuego", cuarta entrega de la saga, Rowling donó la silla para una subasta a beneficio de una organización de caridad británica. Gray, nativo de Inglaterra y presidente ejecutivo de la compañía AutoKontrol USA, la compró en el 2009 por unos 29.000 dólares en otro remate.

Gray dijo que espera que la silla fuera ahora parte de alguna exposición en un museo o en una de las atracciones de Harry Potter. Agregó que donará el 10 por ciento de la venta del miércoles a la organización benéfica infantil de Rowling, Lumos.

(Reporte de Jill Serjeant, editado en español por Patricia Avila)

 
Una silla de madera usada por J.K. Rowling mientras escribía los dos primeros libros de la saga de "Harry Potter" en la vitrina de la casa de subastas Heritage en Nueva York, abr 4, 2016. La silla fue vendida por 394.000 dólares en una subasta en Nueva York, más de ocho veces su precio inicial en el remate.
  REUTERS/Lucas Jackson